Vínculos del mal

Ha sido una real tragedia lo que pasó con Carlos Enrique Burgos Gonzales, el joven hijo del alcalde de San Juan de Lurigancho, asesinado a balazos por sicarios el último fin de semana a la salida de una discoteca en Zárate. Y no solo por lo que significa este hecho de sangre para la inseguridad que vivimos los limeños a cada paso (y que oportunistas de siempre aprovecharon para sacar algunos réditos políticos) , sino por lo que se ha venido descubriendo conforme avanzan las investigaciones de la policía.

Al parecer el joven Burgos no habría sido solo una víctima más de nuestra crisis de seguridad, sino que habría estado inmiscuido con personas que viven al filo de la ley.

El “chato Manrique”

En marzo del 2013, Burgos Gonzáles fue intervenido por la policía cuando se encontraba en compañía del pistolero “Chato Manrique”,  sindicado como el asesino de Walter Luis Falla Rivera, ex reo conocido como “Negro Rulor”. El hijo del alcalde fue interrogado por la policía mientras el sicario logró huir de la justicia.

Lucano y “Puerto Rico”

Walter Falla Rivera era gran amigo de estos dos sicarios, asesinos confesos del fotógrafo Luis Choy, y en junio de 2013, planearon cobrar venganza y asesinar a Burgos. Esta información fue brindada por  Carlos Rimaná Copara alias “Timaná” y corroborada por la policía.

“Dr. Cuba” 

De polo blanco Dr. Cuba, de polo amarillo, Carlos Burgos Gonzáles. Foto: El Comercio
De polo blanco Dr. Cuba, de polo amarillo, Carlos Burgos Gonzáles. Foto: El Comercio

El Comercio tiene EL dato:

El Comercio conversó con dos allegados de Burgos Gonzales, quienes confirmaron la estrecha amistad que este tenía con el empresario. “Se conocieron en los conciertos de salsa; luego Burgos empezó a facilitarle las licencias que necesitaba para sus eventos musicales. Su padre, el alcalde, sabía que ‘Dr. Cuba’ era una mala influencia y muchas veces le pidió que se alejara de él”, dijo uno de ellos.

Además sostiene que Burgos Gonzáles temía por su vida, y por ello habría pedido seguridad privada a su padre y esto no ocurrió.

Todos los indicios que maneja la policía aseguran que se trató de un ajuste de cuentas, del tipo que se reserva a quienes participan en actos y luego se salen de la línea, traicionan o pertenecen a bandas rivales.

Cualquier muerte es muy penosa, pero aquí hay mucho aún que desentrañar, y pese al dolor que esto está causando al cuestionadísimo alcalde de San Juan de Lurtigancho, las investigaciones tienen que mostrarnos toda la verdad.

Link: ¿Estuvo Carlos Burgos Gonzales vinculado a mafias de extorsionadores?

Autor: Willie Vásquez (el paki)

No tengo amigos, tengo fuentes... de texto

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.