Alta funcionaria del sector Educación se dedica a armar huelgas en región San Martín

Dirigente Jorge Washington Sánchez Armas apuntó a Pilar Saavedra Paredes, directora en Sineace, como el brazo protector de Lucinda Vásquez Vela, principal activista de sectores radicales y de las paralizaciones en el magisterio. También revela conexión que tienen con el primer ministro César Villanueva. Viceministra de gestión pedagógica del Minedu, Susana Helfer Llerena, dijo que investigarán a través de las instancias pertinentes esta y cualquier otra denuncia.

Hace cinco años Lucinda Vásquez Vega, profesora del colegio integrado Juan Jiménez Pimentel de Tarapoto, convoca en la región San Martín huelgas y paros de profesores con absoluta  tranquilidad a favor del grupo que encabeza Pedro Castillo.

El secretario regional del Sutep, Jorge Washington Sánchez Armas, ha llegado a la conclusión que la mencionada activista cuenta con un apoyo importante desde las altas esferas del sector Educación y quizá desde el Poder Ejecutivo.

Resultado de imagen para paro de sutep tarapoto
Docentes de Tarapoto en huelga. Imagen: Inforegión

De acuerdo a esa versión que comparte un amplio sector de la comunidad educativa, la profesora Lucinda Vásquez tiene el respaldo de Pilar Saavedra Paredes, actual titular de la Dirección de Evaluación y Acreditación de Institutos y Escuelas de Educación Superior del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), organización del Sector Educación.

Resultado de imagen para Lucinda Vásquez
Profesora Lucinda Vásquez, del entorno de Pedro Castillo. Foto: Diario Voces

¿Quién es la profesora Saavedra? Ella empezó como docente en el colegio Virgen Dolorosa, localidad de Chontamuyo en La Banda de Shilcayo, San Martín. Dictaba el curso de Ciencia, Tecnología y Ambiente. Después alcanzó la dirección Ugel, un cargo directivo en el Ministerio de Educación (Minedu) y luego la Dirección Regional de Educación. También ha sido decana del aún no reconocido Colegio de Profesores de San Martín.

Pilar Saavedra se vinculó al movimiento regional Nueva Amazonía con el cual César Villanueva, el actual primer ministro, ganó por dos periodos consecutivos la gobernación de San Martín. Ahí se consolidó una relación que ha perdurado hasta estos días.

De acuerdo a los registros, la exdocente del colegio Virgen Dolorosa llegó a la Dirección de Educación Superior Tecnológica y Técnica Productiva del Ministerio de Educación en la gestión de la ministra Patricia Salas O’Brien quien salió en octubre de 2013 cuando César Villanueva asumió la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) en el gobierno de Ollanta Humala.

Los caminos de Pilar Saavedra y César Villanueva se han cruzado en diversas circunstancias, desde 2007 cuando menos, y ahora el destino los vuelve a enfocar en plena huelga magisterial, cuando la mencionada funcionaria del Sineace es señalada como soporte de los grupos radicales de San Martín que encabeza Lucinda Vásquez Vela. En esta circunstancia Villanueva está en su segundo paso en la cima de la PCM.

La participación directa de Villanueva en el Sector Educación tiene como antecedente la huelga de 2017. Ahí formó parte del grupo parlamentario que medió en el conflicto al lado de sus colegas Edmundo del Águila (AP), Jorge del Castillo (APRA), Wilbert Rozas (FA), Vicente Zeballos (PPK), y Tania Pariona (bloque Nuevo Perú).

Por su parte, la viceministra de gestión educativa del Minedu, Susana Helfer Llerena, al ser consultada sobre esta denuncia contra Pilar Saavedra dijo que hay disposición para investigar, a través de los órganos competentes. “Y si hay alguien que tiene que rendirle a la justicia que la rinda”.

Como se aprecia, la región San Martín y algunos de sus hijos más representativos han marcado algunos de los capítulos de esta huelga magisterial. El desenlace final aún no tiene un guion definido.

ACLARE EN VOX POPULI

Durante su participación el pasado miércoles 20 en el programa Vox Pópuli de la televisión de San Martín, Jorge Washington corrigió las cifras alarmistas que dos días antes había ofrecido en ese mismo espacio la profesora Lucinda Vásquez Vela, quien se presentó como secretaria general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la Región San Martín (Suter SM).

Esa distorsión que hablaba de hasta 98% de acatamiento de la huelga contra 22% de la realidad solo indica la desesperación de los grupos radicales por crear confusión. Ada Paca Palao, directora de la Dirección de Fortalecimiento de Capacidades (Difoca) del Minedu también confirmó la declinación de la medida de fuerza en el transcurso de los días.

Maestros y padres de familia manifestaron su descontento porque verificaron que muchos directores de colegios y hasta directores de Ugel fueron complacientes con la huelga. También identificaron al Colegio de Profesores de San Martín como un núcleo desde donde se promueve la paralización.

LUCINDA CON PEDRO CASTILLO

Una de las protagonistas de esta historia es Lucinda Vásquez Vela. Ella fue entrevistada el lunes 18 del presente en el programa de televisión Vox Populi. Ahí afirmó que la actual lucha magisterial la lidera Pedro Castillo Terrores y justificó su propia participación.

También se defendió de la vinculación con grupos como Conare, Movadef y Sendero. “Eso se ha dicho como parte de una guerra sucia”. También afirmó que Carlos Basombrío ha levantado las acusaciones que hizo en su contra durante la huelga de 2017 cuando era ministro del Interior.

“CONARE Y CASTILLO PERDIERON OPORTUNIDAD”

Para analistas del movimiento sindical en el sector Educación, Pedro Castillo dejó pasar una magnífica oportunidad durante la paralización de sesenta días del año pasado. No capitalizó la mediación de César Villanueva y otros congresistas para firmar un acta y así obtener la legitimación formal que ahora le hace falta.

Los viejos sindicalistas miden el éxito de una huelga por lo obtenido en el proceso. Castillo levantó la medida de fuerza sin obtener nada a cambio. Quizá ahí se forjó el fracaso del reinicio de la paralización en estos fríos días de junio.

Como dicen los experimentados voceros del Sutep, el grupo Conare de Pedro Castillo no puede firmar nada porque carece de formalidad. En 2017 desperdiciaron la oportunidad de materializar esa representatividad. Quizá hoy sea demasiado tarde.

Redacción Ojo al Piojo

Autor: Redacción Ojo al Piojo

Somos un equipo de periodistas piojosos, que odiamos el Nopucid. ¡Síguenos!

No te quedes callado ¡Comenta!