Crónica de una destitución anunciada y de una renuncia

En una impresionante jugada fuera de toda lógica, el ministerio de Justicia da por concluida la designación de Julia Príncipe como procuradora de lavado de activos.

Con esta decisión del Ejecutivo se agrava la situación del ministro Adrianzén, quien está próximo a atravesar una moción de censura en el Parlamento Nacional. Pese al respaldo que recibió la noche del lunes por el gabinete ministerial, la oposición en el Congreso asegura que tiene los votos suficientes para censurarlo.

 


El texto lleva las rúbricas del presidente Ollanta Humala; del jefe del Gabinete Ministerial, Pedro Cateriano; y del ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén.

Y si la oposición no tenía aún los votos para hacerlo, pues ahora alcanzarán de sobra. Lo que no se entiende hasta el momento es a qué cálculo político se debe esta desición. El el gobierno ha originado gratutitamente una gran crisis, que terminará con un miembro menos en el gabinete Cateriano.

Fuente: Facebook
Fuente: Facebook

Renuncia Adrianzén

Fuentes cercanas a la presidencia del consejo de Ministros, nos acaban de confirmar que el premier Cateriano ya habría aceptado la renuncia del ministro de Justicia. No entenemos ahora más que antes, la necesidad de mover a todo el gabinete anoche para esto:

Y más aún, porqué mandar al mismo ministro Adrianzén esta mañana para tratar de justificar la destitución de Príncipe, usando como fuente este pasquín:

¿En serio, la fuente del ministro es Juez Justo? Fuente: Internet
¿En serio, la fuente del ministro es Juez Justo?
Fuente: Internet

Ya la procuradora ha salido a desmentir al, hasta el momento, titular de Justicia con palabras bastante duras: “Lo que me ha hecho el ministro Adrianzén es una bajeza, lo voy a desenmascarar

En diálogo con la prensa, Julia Príncipe aseguró que el ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, mintió cuando en una entrevista para una radioemisora, dijo que su retiro corresponde a que está vinculada a su exesposo y exalcalde de Huari, Edwards Vizcarra, quien es investigado por el delito de lavado de activos.

¿Se pudo evitar todo esto?

Como indica la periodista Rosa María Palacios, esta crisis se debe a un pésimo manejo político:

Es pues una torpeza del Ministro Adrianzen, conociendo estos antecedentes- y los de la salida de su antecesor – enviar un oficio a la Procuradora Príncipe pidiéndolo explicaciones sobre sus declaraciones en el caso Heredia. Es cierto que una ley obliga a pedir permiso a los procuradores para dar declaraciones, pero – gracias a Dios- esa la ley no la cumple nadie. Si fuera lo contrario, los periodistas nos quedamos sin una de las mejores fuentes abiertas que hay para conocer los expedientes mas importantes en curso.

 


También es cierto que la Procuradora no puede afirmar que jamás pidió permiso en el pasado para hablar públicamente, porque sí lo hizo. En un contexto de defensa de su honor, es verdad,  pero lo hizo, siendo éste un derecho constitucional que no requería solicitud expresa. En todo caso, el oficio del Ministro molestó de sobremanera a la Procuradora y lo hizo público. Otra persona pudo mandarlo al archivo sin hacerle caso alguno, respondiendo alguna de las formulas burocráticas de ocasión y seguir adelante, pero ella eligió otro camino y está en su derecho.

Ahora a pagar los platos rotos.

Willie Vásquez

Autor: Willie Vásquez (el paki)

No tengo amigos, tengo fuentes... de texto

No te quedes callado ¡Comenta!