Prisión suspendida contra Secada

Resistirse a la autoridad y agredir a una mujer policía le generó al regidor metropolitano, Pablo Secada, solo cuatro años de prisión suspendida. De esa manera, la justicia peruana castigó el delito que cometió el ex precandidato municipal contra María del Pilar Luna, autoridad que solo cumplía su trabajo.


Con este selfie, qué podríamos esperar después

El Décimo Segundo Juzgado Penal de Lima juzgó que el suspendido miembro del Partido Popular Cristiano (PPC) presentó un comportamiento con ‘alto grado de agresividad’. El colegiado sostuvo que los descargos del político “son inverosímiles y carecen de sustento”.

Pese a los reclamos de la suboficial, quien al borde del llanto pedía una pena más severa, Secada insistía en su “inocencia”.

“Lo que hice no es ilegal. Lo que hice no es inmoral. Cuando les pase una cosa así, mantengan la calma y graben al policía. Hay formas más inteligentes de reaccionar que la mía”

¡No sea babosa!

En julio del 2012, Secada fue detenido y conducido hacia la comisaría de Surquillo debido a que conducía con brevete vencido. Durante el trayecto, el pepecista lanzó improperios e insultó a la policía femenina quien pudo grabar lo sucedido.

Como se recuerda, el economista también posee denuncias por violencia familiar contra su pareja, Claudia Cueva Navarrete, y por abandono de mujer gestante contra Liliana Patricia Correa Cuartas, su exconviviente.

El pepecista demostrando por su amor las mujeres. Foto: Caretas
El pepecista demostrando por su amor las mujeres. Foto: Caretas

En este caso, por agredir a la mujer policía, el regidor limeño deberá pagar 10 mil nuevos soles por reparación civil, asistir a un programa laboral del INPE y ver sepultadas sus aspiraciones políticas en la Municipalidad de Lima. De esta, no lo salva ni Lourdes. Ya para qué.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

five × 5 =