“Paquete de medidas continúa lo que hizo Fujimori”

El economista Hans Rothgiesser afirma que el paquete de medidas económicas propuestas por el Ejecutivo es una respuesta a su propia desidia en fomentar las inversiones de manera sistemática y generar consumo, condiciones necesarias para el crecimiento económico.

Para Rothgiesser se quiere demostrar que se está haciendo un esfuerzo en ello a través de reformas tributarias y laborales. El piloto automático se tomará un “break”.

Lo que están haciendo es sacar una serie de medidas como Alberto Fujimori hizo con su primer paquete de reformas liberales, a comienzo de los 90. Tuvo un impacto positivo en la economía –más allá de las consecuencias políticas– y se suponía que después venía una segunda ola de reformas”.

Una de estas reformas era la ley de funcionarios públicos, como nunca se hizo, ahora tenemos la odiada “burrocracia”.

burocracia
Lenta y elegida a dedo.

Las anteriores medidas económicas y tributarias dadas por el Ejecutivo, y por gobiernos predecesores, han sido “parches”. Acerca de ello, el economista opina qué tan necesario es un cambio de leyes tributarias:

El sistema tributario del Perú es uno de los peores de Latinoamérica, porque pagar impuestos toma demasiado tiempo y es complicado a comparación de otros países”.

Además, indica que el exceso de trámites engorrosos es perjudicial para las empresas.

Para un empresario constructor, por ejemplo, sacar un permiso de construcción es un infierno: es totalmente imprevisible, no hay forma de saber cuándo te lo van a dar… Por años los empresarios han pedido que se solucione eso”.

Ello también genera corrupción, y se otorgan permisos por lo bajo a esas empresas que hacen edificios que se caen a pedazos.

El tema ambiental es uno de los puntos más sensibles en el paquete de reformas. Si bien es cierto que el cuidado del medio ambiente debe ser una prioridad, Rothgiesser afirma que en el Perú se han impuesto exigencias que no corresponden a nuestra realidad empresarial, y que ni siquiera Petroperú puede cumplir.

En el Perú se ha pretendido dar un salto demasiado grande con respecto a este tema, hoy en día se pide a ciertas actividades mineras UITs ambientales que son más exigentes que en los países ricos que pueden darse ese lujo”.

Por ejemplo, en el tema de las emisiones se han establecido límites que tienen países tecnológicamente más desarrollados, y eso acá resulta costoso.

Si estas medidas se hubieran planteado de manera más progresiva, habrían sido más eficientes”, señala.

Un caso más es el de la seguridad laboral. Por ejemplo:

Obligan a las empresas a tener un médico por cierto número de personas; entonces tener un doctor en tu empresa, sentado sin hacer nada, porque te han puesto esa condición –sería bueno en un mundo ideal –, incrementa los costos”.

El especialista explica que se pierden utilidades para brindar este servicio, entonces cabe el riesgo de quebrar o volverse informal.

Es cierto que hay temas, como las leyes laborales y ambientales, que se deben tocar con pinzas antes de meter la pata hasta el fondo, pero no se puede negar que tenemos  sistemas muchas veces jodidos y complicadísimos, y que se avanza de a “puchos” para mejorar.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

11 − 5 =