En todos lados se cuecen habas

Vilcabamba es uno de los nueve distritos que conforman la provincia de La Concepción en el departamento del Cusco. Es conocido no solo por sus paisajes de montaña, típicos de la ceja de selva peruana sino por su proximidad al VRAEN. Es sin duda una zona en donde los remanentes de Sendero aún actúan con asiduidad. Pero, este distrito destaca por algo más llamativo, un alcalde algo más que pintoresco. Juan Eudes Olivera Ricalde, llegó a la alcaldía de la mano del Partido Nacionalista del cual fue coordinador hasta antes de ser elegido, luego formó su propia agrupación, que ha interpretado muy a su modo el mensaje de la izquieda:

Allí el alcalde vilcabambino fue criticado por los pobladores por haber puesto el nombre de “Insurrección” al puente ubicado en la localidad de Mesacancha, y que fue pintado completamente de rojo. Sin embargo, antes ya había realizado acciones que también fueron asociadas como un apoyo al terrorismo. Olivera Ricalde pintó de rojo la fachada de la municipalidad de Vilcabamba, el centro comunal, el instituto superior tecnológico Filial Kimbiri, el estadio de Habaspata, el coliseo del lugar y la mayoría de puentes de la zona. Al instituto superior también le cambió de nombre por el de “Ernesto Che Guevara”, mientras que en un muro de dos metros del coliseo pintó la cara del mítico guerrillero argentino. Además, los chalecos “rojos” que utilizan los trabajadores y obreros del municipio de Vilcabamba, tienen la figura del “Che Guevara”.

Esto no debería pasar de una anécdota, que de todas maneras merecería una investigación, sino fuera que existen varias denuncias contra el alcalde, sobre todo de malversación de fondos públicos. Las denuncias datan de 2012. El presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Vilcabamba, Líder Ramos Puma va más allá y lo acusa de haber sobrevaluado la única obra de importancia que se ha realizado en el distrito, el palacio municipal, que costó la friolera de 12 millones de soles. También informó que el distrito obtiene del canon gasífero (se encuentra en el área de benficio de Camisea) cerca de 200 millones de soles

Este modesto inmueble habría costado 12 millones de soles. El color rojo lo trae loco al alcalde. Foto: La República
Este modesto inmueble habría costado 12 millones de soles. El color rojo lo trae loco al alcalde.
Foto: La República

Pero todo no queda ahí. Olivera Ricalde, también ha sido acusado de violación a menores de edad, y tendría un hijo producto de esos actos.

El auto de sobreseimiento está basado en una ilegal transacción extrajudicial, y por las contradicciones aparentes en el testimonio de la denunciante Sra. Patricia Dueñas Álvarez, que en ese momento tenía 15 años (2008), para lo cual tuvo que someterse a los exámenes médicos respectivos. Pero ese no es el único caso. Durante el proceso se reveló que existió otra niña, a quien llamaremos Irma, también de 15 años, que fue seducida por el profesor y como producto de ello tuvo una hija con su pleno consentimiento. Al leer su testimonio nos preguntamos: ¿Una niña de 15 años, en el 2007, sería voluntaria amante de su profesor? Ambas mujeres, Patricia e Irma, hoy son mayores de edad. Han transcurrido desde el momento de los hechos más de seis años. Y la investigación hasta ahora no concluye.

Líder Ramos por último asegura tener pruebas de enriquecimiento ilícito no solo del alcalde sino de su grupo de asesores más cercanos, propiedades en la misma plaza de Armas del Cusco, así como en los barrios más exclusivos de la ciudad llamarían la atención, sobre todo porque Olivera Ricalde hasta antes de ser alcalde era un modesto maestro de escuela con un sueldo de S/. 1,100.00

Nada de transparencia. En su portal institucional no encontramos absolutamente nada de información a cerca de inversiones, presupuesto ni nada. No conviene pues, ¿no?
Nada de transparencia. En su portal institucional no encontramos absolutamente nada de información a cerca de inversiones, presupuesto ni nada. No conviene pues, ¿no?

Así empezaron César Alvarez presidente regional de Ancash y Gerardo Viñas Dioses de Tumbes. ¿Qué están esperando las autoridades?

Willie Vásquez

Autor: Willie Vásquez (el paki)

No tengo amigos, tengo fuentes... de texto

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

6 − 3 =