¡Vamos a Perú, chico!

Gran rechazo ha originado en la comunidad médica peruana la firma de un convenio entre el Ministerio de Salud del Perú y el Ministerio de la Salud de Cuba. Este documento  norma la contratación de 48 médicos que vendrían a nuestro país para apoyar la implementación  de redes privadas de salud en zonas vulnerables y zonas marginales. Por  este servicio los galenos ganarán 5.000 soles, a parte de gastos de instalación, movilidad y alimentación.

Lo primero que llama la atención y que señaló el decano del Colegio Médico, César Palomino, es que este convenio no cuenta con la autorización de su colegiado.

“Entendemos que existe un convenio binacional con Cuba, representado por su embajadora, donde traerían 48 médicos para el apoyo en las redes primarias de salud. Para que esto ocurra tiene que haber un paso que la Ley manda, que es la autorización por el Colegio Médico del Perú, cosa que no se menciona en el convenio”, manifestó.

Además, son bastante conocidas las lamantables condiciones laborales y salariales de cientos de médicos peruanos, sobre todo serumistas. A propósito de ello, los médicos beneficiados por este convenio ganarían mucho más.

“Lo que también generó el reclamo, es que estos colegas estarían llegando con una remuneración de 5 mil soles, que está por encima del promedio que recibimos los médicos peruanos. Además contarán con viáticos, movilidades y derecho a un mes de vacaciones”, añadió.

Pero no es lo único, Ni lo más grave. La Asociación Médica Peruana ya se ha pronunciado sobre algunos puntos del convenio:

1.- Abdica el Perú y otorga extra territorialidad por las indisciplinas en que pudieran incurrir estos ciudadanos cubanos. El punto 5 señala “en el caso que suceda cualquier indisciplina por parte de algún experto y/o voluntario cubano en las actividades que realiza, remitir el caso al Coordinador Operativo de la parte cubana, con quien se determinara? las acciones a seguir”. Las quejas de los pacientes, las negligencias médicas, las faltas a la ética profesional son sustraídas de los procedimientos de investigación y sanción que amparan a los ciudadanos peruanos en el ejercicio de sus derechos como usuarios y consumidores de los servicios de salud y de los procedimientos civiles y penales.

2.- El procedimiento de arreglo de las controversias es poco riguroso, si tomamos en cuenta que trabajarán sobre bienes jurídicos tutelados por el Estado, es es la vida y la salud. “ARREGLO DE DIFERENCIAS. Cualquier diferencia que pudiera surgir de la interpretación y/o implementación del presente Memorando, será? resuelta respetando las reglas de la buena fe y la común intención de las partes, mediante negociaciones directas”.

El problema no radica en la nacionalidad de los profesionales, sino en las raras condiciones en las que se ha llevado a cabo.

Willie Vásquez

Autor: Willie Vásquez (el paki)

No tengo amigos, tengo fuentes... de texto

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

six + 1 =