Ahora es víctima

La congresista de Gana Perú Cenaida Uribe – quien es investigada por presionar al exdirector del colegio Alfonso Ugarte para favorecer a la empresa Punto Visual – denunció ante la Comisión de Ética que fue extorsionada, sí extorsionada, por parte de una de las testigos de su visita al mencionado centro educativo.

Uribe contó que recibió llamadas y mensajes de texto donde le pedían US$10,000 para que declaren a su favor en el Congreso. Incluso aseguró que tiene documentos que certifican la veracidad de su denuncia.

De otro lado, al ser consultada sobre si mantiene una relación con el gerente de Punto Visual, Luis de Azambuja, la congresista no quiso responder.
“He venido a hablar sobre por qué fui al colegio Alfonso Ugarte”, aclaró.

Posteriormente, aseguró que no existe ningún conflicto de intereses por ser dueña del colegio Palmeras School y ser integrante de la Comisión de Educación.

“Nunca se ha debatido un proyecto de ley sobre colegios privados”, dijo frescamente.

Finalmente, Uribe pidió que se archive la investigación en su contra.

¿Algo más, congresista?

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

9 − 6 =