Y mientras tanto, en Madre de Dios

Todo el mundo está muy indignado por Pablo Secada, y claro después de esta entrevista quién no lo estaría:

Felizmente, Secada anunció en su página de Facebook que renunciaba a su precandidatura, porque, entre otras cosas :

Aunque errores personales, la forma sistemática en que los difundieron es una muestra del temor que motivó la precandidatura. También se han inventado otros errores. Esos se los devuelvo a sus autores.

En cuanto a aquellos que son mi plena responsabilidad, pido sinceramente disculpas públicas a quienes pudieran verse afectados por ellos. Principalmente a Claudia, la mujer que amo, que ha tenido el inmenso valor de acompañarme en esta tarea y con quien hemos emprendido el camino para reencontrarnos.

Bueno, errores son errores y quien tiene que responder por ellos, es el que los cometió.

Bien, todo el mundo está indignado por Carmen Omonte y sus concesiones mineras, por Susana Villarán y su torpe forma de actuar políticamente, prestándose plata casi, casi de la misma municipalidad, y por supuesto, el Perú entero grita de rabia e indignación por este hecho trascendental y políticamente grave: el que la primera dama haya roto el protocolo a su llegada a Chile, acto de gran importancia para el ciudadano de a pie.

Entonces creemos que es justo también preocuparse por hechos tan importantes como lo que está pasando en Madre de Dios. Sí, Madre de Dios, en la selva peruana. ¿Qué? ¿no conoces? ¡Vamos! está en la frontera con Brasil, el punto más al este de la nación. Sí, sí existe y la gente está sufriendo.

Las torrenciales lluvias que se vienen registrando en Madre de Dios siguen perjudicando a la población local. Según el Instituto de Defensa Civil, el número de personas afectadas es de más de 9 mil en la región.

El número de damnificados llega a casi 2.800, mientras que los afectados suman más de 6.350. Además, Indeci informó que las provincias más perjudicadas son Tambopata, Tahuamanu y Manu

Es más, mientras ayer se lanzaba por todo lo alto el inicio del año escolar, las clases en la región han tenido que posponerse una semana, Sí un semana, así de grave es la situación.

Las lluvias comenzaron en febrero, hay miles de damnificados. Foto: El Comercio
Las lluvias comenzaron en febrero, hay miles de damnificados.
Foto: El Comercio

Y ojo que pese a que la intensidad de las lluvias va disminuyendo, solo se van moviendo de lugar, y pueden afectar a sectores cusqueños:

“En Madre de Dios puede llover pero ligeramente, sin embargo, las lluvias más intensas afectarán las cabeceras del río Inambari, así como la selva de las provincias cusqueñas de Quispicanchi y Paucartambo”, puntualizó en declaraciones a la Agencia Andina.

Quisimos hacer este post para romper un poco el monotemático run run de nuestra política y llamar la atención hacia este punto del país. Ahora, indignate pues.

Willie Vásquez

Autor: Willie Vásquez (el paki)

No tengo amigos, tengo fuentes... de texto

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

ten + 9 =