Todo encaja

La designación de Carmen Omonte como ministra de la Mujer, obedecería a una coordinación previa entre el presidente Ollanta Humala y Alejandro Toledo, al menos eso es lo que especulan muchos como el congresista Luis Iberico.

Como sabemos, el partido de Humala, a quien el líder de Perú Posible apoyó durante la segunda vuelta electoral en 2011, sacó adelante muchas leyes gracias a que contaron con el respaldo y los votos de la bancada de Toledo.

“Perú Posible aún es un aliado determinante para el oficialismo, porque con sus votos se han aprobado leyes importantes en el pleno del Parlamento”, confesó alguna vez uno de los máximos dirigentes de la chakana, el congresista José León.

Y actualmente, el mismo parlamentario, aseguró que su copartidaria Carmen Omonte no terminará “sometida” a las decisiones de Nadine Heredia, de Ollanta Humala y el premier René Cornejo. Sí claro.

Las caras y gestos lo dicen todo. Foto: Presidencia de la República
Las caras y gestos lo dicen todo. Foto: Presidencia de la República

Finalmente, Omonte se mostró agradecida con el voto de confianza para este cargo y confesó que se tomó su tiempo para aceptarlo, y que antes lo consultó con su partido y hasta con su líder, Toledo.

¡Ojo al piojo! Ya entendemos por qué podría estar agradecida la flamante ministra. Según su CV, ella solo estudió derecho durante dos años, y “se supone” que el Ejecutivo justificó el aumento salarial a los ministros (de S/. 15 600 a S/. 30 000), siempre y cuando éstos sean “altamente calificados”. ¿Total? Todo encaja.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

sixteen − ten =