De puño y letra

“Estamos ante un proceso político, ante el afán de detener a un presunto candidato que hiciera daño a la voluntad continuista del gobierno que -por el momento- parece haberse reducido”, fue una de las últimas declaraciones del expresidente Alan García respecto a la investigación que lo “perturba” en el Congreso, los narcoindultos.

Hoy en la tarde, la megacomisión aprobó por mayoría, encontrar responsabilidad del líder aprista ante una infracción constitucional, ya que se han encontrado documentos con la firma y con anotaciones de García, en los cuales rebajaba aún más la recomendación de la Comisión de Indultos para disminuirle la pena a ciertos reclusos.

Uno de los beneficiados, por ejemplo, sería Arvel Serapio Bobadilla Mera, a quien en noviembre del 2009, García decidió reducirle la condena de 15 años de prisión por tráfico ilícito de drogas en forma agravada, a solo seis años.

Asimismo, en los archivos del Ministerio de Justicia existen otros 11 nuevos expedientes de conmutaciones a integrantes de organizaciones de narcotráfico internacional -entre los años 2008 y 2011-, donde el expresidente sigue el mismo patrón.

Todos estos documentos fueron considerados como pruebas suficientes para acusar al líder del partido de la estrella. Sin embargo, García no estará solo. Rosario Fernández y Aurelio Pastor, los exministros de Justicia, también serán parte de la demanda.

¿Cómo terminará todo? Un detalle importante, según Diario 16, es que en los expedientes de conmutación que utilizó la Comisión de Indulto y Derecho de Gracia, en la parte denominada “Observación Reservado”, se deja constancia -en los casos pertinentes- de que la propuesta de la comisión había sido modificada por el presidente de la República. (esto también se puede notar en el documento que hemos insertado más arriba) Es decir, los funcionarios intentaron salvar su responsabilidad, debido a que la decisión presidencial no siguió criterios técnicos.

¿Cuáles habrán sido los criterios que guiaron a García a tomar esas decisiones? Estaremos atentos a su defensa.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

4 − 1 =