Ley del negacionismo: ¿efectiva contra el terrorismo?

En este blog hemos escrito en más de una ocasión sobre las amenazas a la libertad de expresión y los peligros de la censura. En esta oportunidad, aunque no nos resulte grato, nos vemos en la necesidad de tocar nuevamente este espinoso tema.

En agosto del 2012 nace desde el ejecutivo una iniciativa legislativa para hacerle frente a los actos públicos de apología terrorista. El proyecto de ley, presentado hoy ante el congreso, propone incorporar el concepto de “negacionismo de los delitos de terrorismo” en el código penal. Lo cual permitiría establecer penas de cárcel de entre 4 y 8 años para todo aquel que exprese públicamente su simpatía hacia un grupo terrorista o que incite y desestime la violencia desatada por estos grupos.

Al respecto existen opiniones encontradas. Sus defensores encuentran más que urgente el hacerle frente a las organizaciones que hacen apología terrorista o que minimizan los acciones terroristas de grupos armados como el MRTA y Sendero Luminoso. A su vez, también están los que consideran que esta ley podría servir de excusa para penar con cárcel a todo aquel que tenga ideas disidentes hacia el poder de turno. En otras palabras: censura y libertad de expresión bajo pena de cárcel.

El premier Jiménez ha recomendado que el proyecto de ley sea leído al detalle antes de ser criticado. En este espacio consideramos que el ejercicio de la libre opinión asegura el debido funcionamiento del sistema democrático pero que esta a su vez exige responsabilidad. La mejor manera de combatir aquellas percepciones que puedan resultar perniciosas para la sociedad es encararlas mediante el debate de ideas. No olvidemos que la censura es un arma también empleada para victimizar y crear oportunos nuevos mártires de la libertad de expresión.

Ojo al piojo:

  • ¿Qué pretende la ley del negacionismo? en Ideele:

“Si algún “negacionismo” es claramente perceptible y condenable en la sociedad peruana actual, de acuerdo precisamente con los criterios jurídicos en que se basa la fundamentación de la norma mencionada, es uno muy diferente al que se pretende combatir, uno que le es casi contrario: no la negación de los crímenes del terrorismo, sino la negación de la “verdad” sobre esos crímenes; no la negación del carácter pernicioso de la violencia para nuestra democracia, sino la negación de la responsabilidad que ha tenido la sociedad, en particular su clase política y empresarial, en perpetuar una situación de injusticia, corrupción e inequidad que contraviene los estándares de la forma más elemental de democracia.”

  • Carlos Tapia sobre la “ley del negacionismo” y la oportunidad que representa para MOVADEF.

“El error que es la base de todos los errores que estamos cometiendo es pensar que ocultarlos, impedirles que hablen es la mejor manera de combatirlos, cuando yo considero que es todo lo contrario. Aislarlos, impedirles que hablen es lo que los fortalece. Es una tontería lo que estamos haciendo. Si te aíslas de la realidad, acorazas tu ideología y lo que tienes en la cabeza es lo que se reafirma como identidad. Hay que hacer que se contrasten con la vida real.

“Todas las leyes que tipifican el ‘negacionismo’, independientemente de las religiones o minorías que procuran proteger tales normas, implican una restricción desproporcionada del derecho a la libertad de expresión“.

“Las prohibiciones draconianas pueden convertir a los fanáticos en mártires, generando incluso un interés mayor para atraer adeptos a estos grupos”

Redacción Ojo al Piojo

Autor: Redacción Ojo al Piojo

Somos un equipo de periodistas piojosos, que odiamos el Nopucid. ¡Síguenos!

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

three × 2 =