Sin fronteras, pese a Humala

Ojo al Piojo - Humala Schegen

El mandatario español Mariano Rajoy se ha mostrado muy interesado en que colombianos y peruanos puedan viajar a Europa (claro está, brevemente y como turistas) y así fortalecer los TLC entre la UE y latinoamérica. La eliminación de la visa Schengen es el camino y haría posible viajar libremente entre 26 países europeos.

Las intenciones de Rajoy (cuyo gobierno es seriamente cuestionado por indicios de corrupción) no son disparatadas y mucho menos carentes de lógica.  En el Perú, la clase media ha crecido. Más que eso, se ha reestructurado. Las cifras estadísticas indican que en la actualidad el 57% de peruanos pertenece al sector medio. Las desigualdades, el centralismo y la falta de inclusión no han sido solventadas. Sin embargo, ya que gran parte de esta clase media es nueva (39% del porcentaje anterior) hay muchas características a destacar.

Algunos los llaman “nuevos ricos” en tono algo despectivo pero hay algo de cierto en dicho término. Sus costumbres no son propias de la clase media tradicional. Sus logros han sido obtenidos con mucho esfuerzo y no por herencia. Son independientes, emprendedores pero con poca educación formal.

Para estos peruanos exitosos hay un interminable abanico de opciones al momento de comprar y gastar. Hoy por hoy se compra casi de todo y muchas veces solo porque se puede. Hay gente con dinero que necesita ser gastado y existen lugares de sobra donde hacerlo: supermercados, grandes complejos comerciales, mercado inmobiliario, multicines, tiendas por departamento y un largo etcétera.

El turismo interno se incrementa y los viajes fuera de nuestras fronteras ya no están reservados para unos cuantos: “si podemos lo hacemos”, “mejor hacerlo mientras se pueda” parecen ser las consignas. Si a esto le sumamos la crisis europea y la urgencia de buscar alianzas estratégicas con los países con economías emergentes las piezas encajan.

Ollanta patinó cuando afirmó que gracias a eliminación de esta visa muchos trabajadores peruanos podrían buscar nuevos horizontes laborales al otro del Atlántico. La visa Schengen es de corta duración y enfocada en el ocio. Sin embargo, no estaría mal negociar visas laborales y de estudio para más peruanos o simplemente eliminar la necesidad de una visa. Después de todo, ¿no es acaso significativo el gran número de inmigrantes españoles que dejaron su país ante la crisis económica y hemos acogido?

Nuestra nueva y pujante clase media necesita invertir en educación y mejorar su capacidad de ahorro. Solo así se fortalece de manera eficaz este sector del país siempre relacionado con el crecimiento económico. El mismo que no debería serle esquivo a los sectores más deprimidos de territorio nacional.

Ojo al piojo:

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

ten + twelve =