La Salud en el Perú en estado crítico

El gobierno de Ollanta Humala ha mostrado gran interés por establecer un seguro de salud universal pero no se ha avanzado de manera significativa. No cabe duda de que no se aspira a poco. El acceso a salud para todos los ciudadanos de un territorio nacional no es un logro del que puedan alardear muchos países (en los EE.UU aún no se consigue este objetivo).

Para conseguir algo de tal magnitud se necesita una gran reforma en el sector salud que en nuestro país aún no llega ya que hay varios puntos que negociar (la empresa privada siempre protege sus negocios más lucrativos). Junto a esta medida de auténtica inclusión social surgen necesidades que deben ser satisfechas. Por ejemplo: sueldos más justos para los profesionales del sector salud, mejora de las condiciones laborales, equipos modernos y los espacios físicos para atender a la población.

Los reclamos no son escuchados, las promesas no son honradas y con ello los problemas en el sector salud se agudizan conforme pasan los días. Los dos flancos de este sector (trabajadores del MINSA y trabajadores de ESSALUD) están por confluir en una gran protesta nacional (huelgas y paros) que deja al grueso de la población -sin capacidad económica para acceder a los servicio privados de salud- a su suerte.

Sin duda, el gobierno debería haber anticipado esta situación que es hábilmente aprovechada por la oposición pero también en eso ha fallado. Cada promesa incumplida suena con el doble de fuerza porque a los que se traiciona son aquellos que pusieron a Ollanta en el poder.

salud

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

16 + 16 =