No es un juego de niños

insn

En San Borja hay un gran edificio y un gran problema por resolver. En este distrito capitalino se ubica el nuevo y moderno local del Instituto Nacional del Niño. Ahora, ustedes se preguntarán ¿qué problema puede significar la inauguración de un hospital?. Pues bien, el problema está en que este edificio ha sido inaugurado y reinaugurado – o, “puesto en marcha” según la ministra de salud Midori Habich- en menos de dos años y por dos presidentes distintos: Garcia y, hace no mucho, Ollanta Humala.

Dos presidentes que no tardaron en ubicarse al lado de madres y niños ilusionados con un sonrisa en los labios para las fotos de rigor. Sin embargo, en ambos casos, tras los flashes de la prensa no hubo gran cambio: el nuevo Hospital del Niño -inaugurado para solucionar el caos que se vive en el local de Breña- sigue sin funcionar. Sus salas y quirófanos se encuentran tal cual cuando se les inauguró.

A García se le dijo que su inauguración de este edificio fue una gran farsa. Ollanta lo “puso en marcha” para marcar distancias con su panzón preferido pero nada ha cambiado. ¿Cómo se intenta explicar esta situación? no hay personal capacitado para poner en marcha los nuevos equipos médicos.

Mientras estos dos siguen discutiendo sobre quién hace peor o mejor las cosas, miles de niños siguen a la expectativa de que se les recuerde a ellos. Los verdaderos protagonistas de esta historia de nunca acabar.

Ojo al Piojo:

Gran infraestructura y equipamiento que se encuentran totalmente inoperativos, como se puede ver en este reportaje. ¿Hasta cuándo?

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

five × five =