ESSALUD contrata sacerdotes católicos

A raíz de la discusión generada por las medidas del Concytec con respecto a la utilización de imágenes religiosas en los espacios públicos de entidades del Estado, hay algunas voces que se han pronunciado sobre la validez del Concordato entre el estado vaticano y el peruano.

¿Pero, qué pasa cuando no son simples imágenes religiosas las que ocupan los espacios estatales, sino los propios miembros de la comunidad sacerdotal católica? Esto es lo que viene sucediendo en EsSalud, institución pública que mediante Adjudicación Directa Selectiva Nº 1307S00381 convoca a sacerdotes de la Iglesia Católica para cubrir el puesto de capellán en el Hospital Rebagliati.

Ojo al Piojo - Capellán EsSalud

Ojo al Piojo

En el Acuerdo entre la Santa Sede y La Republica del Perú (Concordato Perú – Vaticano) firmado en julio de 1980, detalla en su artículo 18:

El Estado garantiza que se preste asistencia religiosa a los católicos internados en los centros sanitarios y de tutela a su cargo, así como en los establecimientos penitenciarios (…) Los Capellanes forman parte del Servicio Civil del Estado, con todos los derechos y obligaciones, incluida la Seguridad Social.

Estos sacerdotes, con los que EsSalud cuenta al menos en los hospitales Rebagliati y Almenara de Lima, y otros en el interior del país (como Huancayo y Cusco) perciben remuneraciones del Estado Peruano, exentas de impuestos dado que el artículo 8 del mismo Concordato se indica:

El sistema de subvenciones para las personas, obras y servicios de la Iglesia Católica seguirá como hasta ahora. Las asignaciones personales no tienen el carácter de sueldo ni de honorarios, por tanto no constituyen renta sujeta a tributación.

La convocatoria a este proceso de selección tiene la firma de Luis Guevara, Jefe de la Oficina de Administración de la Red Asistencial Rebagliati – EsSalud y fue lanzada el día 23 de abril del año en curso.

Redacción Ojo al Piojo

Autor: Redacción Ojo al Piojo

Somos un equipo de periodistas piojosos, que odiamos el Nopucid. ¡Síguenos!

No te quedes callado ¡Comenta!