Derrama Magisterial: Vizcarra no puede quedarse solo

El actual enfrentamiento que el presidente de la República, Martín Vizcarra, está teniendo, no solo con la lideresa de la primera fuerza de oposición en el país, sino también con toda la bancada naranja en el congreso está comenzando a tener ribetes de cuidado. Ya el periodista y analista político, Juan Carlos Tafur, hace unos días en una entrevista, advirtió un escenario casi apocaliptico: iniciaríamos el 2019 o con un nuevo congreso o un nuevo presidente. Así están las cosas

Foto: Presidencia

Si el presidente ha decidido tomar las riendas de una decisión política y ha optado por una serie de reformas, entre las cuales se encuentran las iniciativas legislativas reformistas de bicameralidad y no reelección congresal que pasarían por un proceso de Referendum, el cual también ha sido planteado, es que se está sustentado en el apoyo ciudadano, tal como lo demuestran las últimas encuestas.

En la ciudad de Tacna, durante las celebraciones por los 85 años de su reincorporación al Perú, Vizcarra fue enfático en el compromiso emprendido con la lucha contra la corrupción  y ante las amenazas de fujimorismo aseguró “hagan lo que quieran, hagan lo que puedan, pero no podrán con el pueblo del Perú que se ha decidido a combatir la corrupción”.

Con todo esto, no se entiende entonces el frente que ha abierto el gobierno contra uno de los principales sindicatos del Perú, el SUTEP. Luego del anuncio de un aumento en sus remuneraciones que no era el esperado, no solo dentro de la expectativas de miles de maestros sino de los acuerdos que habían logrado luego de la paralización de junio pasado. La negociación colectiva entre el gremio de docentes y el Ministerio de Educación se mantenían en permanente conversación, tanto así que este anunció tomó a todos por sorpresa. Creando, lo que es entendible, un malestar creciente.

Imagen relacionada
Foto: Diario Expreso

No contento con esto, Vizcarra advierte que intervendrá a la Derrama Magisterial,  la más importante institución, de carácter privado,  que vela por los fondos de los maestros con fin previsional. Un ente que es supervisado por la Superintendencia de Banca y Seguros, tiene activos de casi 2000 millones de soles y genera utilidades por 60.  El gobierno aduce que puede ser mejorado (algo que ya funciona bien) y que puede brindar mejores servicios a sus asociados (que también lo viene haciendo con creces) Esto ha abierto otro frente directamente con el la dirigencia del SUTEP quiénes en su mayoría conforman el directorio de la Derrama. Un frente abierto sin que nadie se lo haya pedido.

Vizcarra se abre frentes innecesarios con sectores progresistas, aquellos que van a apoyar las reformas que van a tener resistencia como por ejemplo el enfoque de género en el currículo nacional, la reforma política, el referéndum y la reforma judicial. Y lo peor es que estas medidas populistas, el jefe de Estado las ofrece como anzuelo a sectores radicalizados. No es de extrañar entonces que la intervención de la Derrama haya sido aplaudida por todas las bases regionales del magisterio, en especial por la que lideran Pedro Castillo y Edgar Tello, conocidos por sus filiaciones con el Movadef.

El presidente debería ser consciente que mientras más aglutine alianzas, mejor fortaleza tendrá para enfrentar los meses duros que se le vienen en su lucha por la reforma del sistema de justicia y el estado que el pueblo exige.

Redacción Ojo al Piojo

Autor: Redacción Ojo al Piojo

Somos un equipo de periodistas piojosos, que odiamos el Nopucid. ¡Síguenos!

No te quedes callado ¡Comenta!