Ojo al Piojo - Derogación Ley 1323

Los crímenes de odio que el fujimorismo no quiso ver

A la legal, Actualidad

El Decreto Legislativo 1323 ha sido ampliamente debatido entre abogados, periodistas, opinólogos y por los ciudadanos en general. En las redes sociales se ha realizado un ola inmensa de críticas hacia los congresistas por querer suprimir algunos puntos claves de este decreto, los cuales se refieren específicamente a los derechos de la comunidad LGTB.

El Pleno del Congreso aprobó la derogación parcial del Decreto Legislativo 1323, el cual fue impulsado por Fuerza Popular y representa un duro golpe a la lucha contra los crímenes de odio.

Con 66 votos a favor y 29 en contra, el Pleno derogó parcialmente el DL 1323. La mayoría de votos del fujimorismo fue decisivo para aprobar la derogatoria.
Resultado de imagen para debate dl 1323
La comunidad LGBTI la perjudicada con la derogación de esta norma. Foto: Perú21

Para entenderlo facilito

¿Qué necesitamos saber para entender esta polémica? Es muy sencillo, debemos responder las siguientes dos preguntas:

1) ¿Sobre qué temas estaba facultado el Poder Ejecutivo legislar?

2) ¿La orientación sexual y la identidad de género son parte de la violencia de género?

Respondiendo la primera pregunta, el decreto mencionado no nació por los legisladores naturales, el congreso, en el marco de la Ley 30506, facultó al Poder Ejecutivo para que pudieran legislar. Sin embargo, esta licencia no es absoluta,  esta se encuentra limitada por lo que el congreso expresamente permitió.

En resumen, conforme a la Ley 30506, el Poder Ejecutivo solo podía abordar – en temas de la legislación penal – lo relacionado a crimen organizado, terrorismo, narcotráfico, lavado de activos, delincuencia común, inseguridad ciudadana, afectaciones a la infraestructura, instalaciones, establecimientos y medios de transporte de hidrocarburos en el país, feminicidio y sus agravantes, violencia familiar y la violencia de género.

En razón del tema que nos interesa, las modificaciones que el Poder Ejecutivo podía hacer al Código Penal  eran únicamente relacionadas al feminicidio, violencia familiar y violencia de género.

Vayamos a la segunda pregunta, el Decreto Legislativo 1323 sanciona penalmente la discriminación a las personas en razón de su orientación sexual y su identidad de género. Estos dos conceptos no han sido abarcados de forma expresa en la Ley 30506, por lo que la discusión se centra en si podemos englobarlos dentro de lo que entendemos como violencia de género.

Se ha comentado que la violencia de género está relacionada a todo acto que pueda afectar de forma física o psicológica a otra persona por su sexo, en razón de su condición biológica – mujeres agredidas por el hecho de ser mujeres u hombres agredidos por el hecho de ser hombres.

Sin embargo, si analizamos la nomenclatura “violencia de género”, este engloba los actos que perjudiquen a las personas por su género. En palabras del médico ginecólogo Carmen Marcuello y la abogada española Maería Elósegui, el género no tiene ninguna relación con la condición biológica, siendo la masculinidad y la feminidad dos conceptos que son ajenos al sexo por sí mismo.

Violencia de género, orientación sexual e identidad de género

Mi intención es dar una opinión de manera más simple posible, y esto se logra con el mismo concepto de género. Sería absurdo decir que la identidad de género y la orientación sexual están fuera del ámbito de la violencia de género.

En base a la orientación sexual cada uno percibe su identidad respecto a la forma en que expresará su género – referido a lo que social y culturalmente conocemos como ser masculinos o femeninos – , situación que es totalmente ajena a las condiciones sexuales en las nacemos.

Resultado de imagen para derogan norma ley 1323
Fue denominada “Ley mordaza” por los colectivos evangélicos y conservadores. Lo que no se entendió fue a qué se referían con ello. Foto: Perú21

Esta opinión no abarca si es necesario o no esta norma, lo que he intentado explicar es el error de concepto que tienen los congresistas de Fuerza Popular al derogar este decreto; por ello, podemos concluir que es incorrecto separar los conceptos de identidad de género y orientación con los de violencia de género y que el Poder Ejecutivo sí ha cumplido con las facultades otorgadas por el Congreso.

Y como siempre Carlin puntualizando bastante bien el tema. Imagen: La República

El congresista Julio Rosas comentó que “los derechos se dan a las personas, no a las orientaciones”. Con todo el respeto que se merece, es parte de la persona tener una orientación sexual y una identidad de género; todos tenemos derecho a decidir y derecho a ser protegidos por nuestras decisiones.

Renzo Viale

Autor: Renzo Viale

No soy periodista, no soy opinólogo, pero al igual que tú, tengo algo que decir.

No te quedes callado ¡Comenta!