Brilló por su ausencia

Imaginemos una situación en la que un país se cae a pedazos, no hay agua en muchos lugares y una de sus autoridades se toma unas mini vacaciones y se va a una piscina a relajarse, a montar bicicleta y patinar. ¿No te lo crees? ¿Te parece imposible, el colmo de los colmos? ¿te indigna semejante conchudez? Bueno, te presentamos a tu viceministra de desarrollo e infraestructura agraria y riego, Eufrosina Hilda Santa María Rubio. Mejor dicho, ex viceministra ya que el día sábado 25 fue aceptada su carta de renuncia.

Gracias a un buen armado reportaje de Panorama (1.07 – 1.38), se dio a conocer el duro trabajo que venía cumpliendo la viceministra de agricultura los días más críticos para el país. Tomar sol en un conocido club playero miraflorino, montar bicicleta a las 10 de la mañana y no presentarse en su centro de trabajo son solo algunas de las muchas labores agotadoras que Eufrosina Santa María cumplía desde su cargo recién aceptado en enero de este año. Sin embargo, no es la primera vez que esta flamante viceministra ocupa el mismo cargo.

El mismo roche

El 2007 también fue un año duro para el país por el terremoto de Ica. Muertos, heridos y muchas familias sin hogar ni posesiones, pero nuestra preocupada viceministra de ese entonces por el partido Aprista, prefirió irse a Tumbes con funcionarios del estado en vehículos oficiales a una celebración social. Una fiesta, una pachanga, una juerga. Qué buen cargo viceministra o mejor dicho, qué falta de conciencia,sobre todo porque en ambas ocasiones, la señora Santa María decidió tomar sus descancitos cuando el país atravesaba momentos muy difíciles.

Resultado de imagen para Eufrosina Hilda Santa María Rubio
Lo de Eufrosina Santa María es una falta muy grave. Foto: Agraria.pe

 El acompañante

Para poner la cereza en el pastel, además de su necedad de irse a la piscina, faltar al trabajo (mientras todos los demás ministros se ensucian los zapatos) para patinar o montar bicicleta y usar el vehículo oficial del estado para uso personal, tenemos a Bruno Renzo Torres, amigo, novio ,fotógrafo oficial desde hace muchos años de la viceministra a quien vemos en las imágenes del reportaje. Fotógrafo o no, este personaje en agosto del 2016 fue encontrado con un envoltorio grande de clorhidrato de cocaína y cuatro bolsas pequeñas conteniendo la misma sustancia, fue presentado a la policía como presunto comercializador de cocaína y ahora, en plena y corta gestión de Eufrosina, esta se lo lleva a un viaje oficial fuera del país, con resolución ministerial y viáticos a Zaragoza, España y luego a Chile en marzo y febrero de este año respectivamente.

Resultado de imagen para Bruno Renzo Torres
Él es Bruno Renzo Torres, acompañante cercano de la exviceministra Foto: APECS Base UNT

Lo último que queremos desde esta redacción es dar clases de moralidad. Sin embargo, lo que ha venido haciendo la viceministra está mal en muchos sentidos y es muy grave para el país ya que de por si no está viviendo su mejor época, pero sumado a una serie de autoridades corruptas que ven al estado como una caja chica para sus gastos personales, nuestras necesidades como sociedad se ven afectadas y es en momentos como este, en los que la prevención para los huaycos, lluvias y desbordes nos ha fallado en el que nos damos cuenta que no podemos seguir financiando caprichos y tenemos que comenzar a preocuparnos en nuestro desarrollo. Basta ya de viceministros que se van de vacaciones en emergencia, de congresistas robacables, come pollo, de alcaldes mudos y de informalidad entre nuestras autoridades. No nos convirtamos en la burda imagen política de una ficción, pero por lo pronto, podemos comenzar con no dejar que personajes como este, vuelven a ocupar cargos de autoridad.

 

No te quedes callado ¡Comenta!