Los flamantes “jales” que traen cola

Pasan las semanas y la carrera electoral se va calentando, los plazos se acortan, comienzan las pugnas para crear las listas al congreso y sobre todo se comienzan a saber los “jales” de cada equipo de campaña. Eso nos suele llamar la atención porque en muchos casos, al fin sabemos quiénes estarán detrás, al lado, o en la sombra de cada candidato. Dos Vladimiros (nombrecito que inevitablemente nos lleva a los noventa) han marcado la agenda en las últimas semanas.

¿Qué paso Huároc?, antes eras chévere

Igualitos. Fuente: Carlincaturas
Igualitos.
Fuente: Carlincaturas

Bueno al menos para la ex alcaldesa Susana Villarán. Y es que esto no se lo esperaba nadie en la izquierda “caviar”, el pase a las filas de nada más y nada menos que de el fujimorismo, del otrora fundador de Fuerza Social. Tan mal estuvo que la tía Susy perdió todo lo regia que le quedaba y arremetió contra su exsocio político:

Quienes van a tener que tragar saliva, y de paso sus palabras, son algunos fujimoristas que no hace mucho destilaban un odio sin ambages contra Fuerza Social, y movimientos de izquierda. ¿Qué dirán ahora que el exfundador de ese frente es parte del equipo de Keiko?

Por otro lado, qué lejos está Vladimiro Huároc de este tipo de “juramentos”

Fuera de esto, al parecer en lo que sí la lideresa de Fuerza Popular fue consecuente es en que prefiere seguir rodeándose de personas que deben reparaciones civiles al estado (dato de Martín Hidalgo.

Paga pe' Fuente: Ministerio de Justicia
Paga pe’
Fuente: Ministerio de Justicia

El Vladimir(o) de Acuña

Quien sí tiene un poco más de tiempo con el candidato de la “raza distinta” es el expresidente del Consejo Nacional de la Magistratura, Vladimir Paz de la Barra. El letrado asumió la secretaría de organización de Alianza por el Progreso, y cada vez que puede saca cara por el dueño de la universidad César Vallejo

“Para los hombres serios y responsables, Jaime Antezana es un sociólogo del espectáculo. Parece que tiene una empresa “Jaime Antezana, destructor de candidatos””, comentó.

“Justamente cuando hay épocas de procesos electorales, viaja por todo el país y algunos medios de comunicación lo acogen, y comienza a destruir a algunos candidatos”, añadió.

Paz de la Barra cuestionó que Antezana vincule sin pruebas a Acuña con el delito de lavado de activos.

¿Lavado de activos? ¿Plata como cancha?

En fin, lo que no debemos olvidar es la vinculación que durante todo el mandato del defenestrado expresidente regional de Ancash, César Alvarez, tuvo Paz de la Barra a través de su estudio de abogados, regentado por su hijo Álvaro.

Una jugadaza que IDL Reporteros desenmascaró. Como recordarán Paz de la Barra reunció al CNM por supuestamente no suspende en su momento al controvertido (por decirlo menos) fiscal Carlos Ramos Heredia (¿se acuerdan de la Centralita?) peor todo era puro cálculo:

Días atrás, Paz de la Barra había solicitado tanto la suspensión de Ramos Heredia, como la del ex fiscal de la Nación, José Peláez, mientras se lleven a cabo las investigaciones sobre ambos en el CNM, relacionadas a sus presuntos vínculos con la corrupción en Áncash.

El pedido del entonces consejero fue rechazado el lunes pasado por el pleno del CNM, al igual que su solicitud de inhibición del consejero Gonzalo García Núñez como investigador de Ramos Heredia.

Ese mismo día, Paz de la Barra se abstuvo, “por decoro”, de participar en las investigaciones contra Ramos, relacionadas con la remoción masiva de fiscales que intentaron investigar los presuntos casos de corrupción en Áncash, entre ellos el de “La Centralita”.

La abstención de Paz de la Barra se dio luego que IDL-R revelara que el estudio de su hijo Álvaro, Paz de la Barra Abogados, patrocinó al ex presidente regional de Áncash, César Álvarez, en cinco casos.

Pero en esta entrevista de la defenestrada también, Milagros Leiva, se le pinta de cuerpo entero al hoy secretario de Organización de César Acuña.

¡Qué tales amiguitos!

Redacción Ojo al Piojo

Autor: Redacción Ojo al Piojo

Somos un equipo de periodistas piojosos, que odiamos el Nopucid. ¡Síguenos!

No te quedes callado ¡Comenta!