Ojo al Piojo - No la dejo decidir

Lo que Eguren no quiere que sepas sobre el archivamiento de la despenalización del aborto por violación

Actualidad, Investigación

Aquí en la redacción no nos distraemos (al menos no del todo) con tema  el circo de las compras de Nadine, pues hay muchos más temas que de verdad importan.

¿Sabías que entre el 26 de Setiembre del 2014 y el 26 de Mayo del 2015 pasaron 245 días? Ese dato es fundamental por dos motivos: es el tiempo que Eguren y los acólitos de Cipriani sus colegas demoraron en archivar el proyecto para despenalizar el aborto por violación. Ciento catorce días más de los que la Ley de Participación Ciudadana les permitía.

“El Congreso tiene 120 días calendario para dictaminar y aprobar la iniciativa ciudadana” dice expresamente el artículo 13 de la Ley de Participación Ciudadana.

El proyecto para despenalizar el aborto en casos de violación es una iniciativa ciudadana. Cinco organizaciones lo presentaron con el respaldo de 60 mil firmas, cumpliendo todos los requisitos que establece la ley.

La propuesta llegó al Congreso, el 26 de setiembre de 2014 a través del Jurado Nacional de Elecciones. Once días después, el 7 de octubre, las comisiones de Constitución y Reglamento así como de Justicia y Derechos Humanos recibieron el encargo de pronunciarse.

Ambas comisiones tenían hasta el 23 de enero de este año para pronunciarse. Ya, ok, seremos buenos, si contamos desde que recibieron el encargo (7/10/14), el 4 de febrero era el último día. Pero, para variar, nuestros padres de la patria son los primeros en saltarse las normas.

Hasta hoy la Comisión de Constitución que preside el oficialista Cristobal Llatas no dice esta boca es mía. Y, como sabemos, recién el martes el grupo de Eguren y compañía se pronunció por el archivo.

¿Por qué tanta demora? Simple y consta en el propio dictamen de la vergüenza. Eguren y sus compañeros de rezos colegas no tenían como justificar técnicamente una postura religiosa. Para el 4 de febrero, la Comisión solo había recibido la opinión del Ministerio Público y del Poder Judicial a favor del despenalizar el aborto decidido por mujeres que quedaron embarazadas tras ser violadas.

Curiosamente, el 14 de abril de este año – cuando ya habían pasado más de dos meses de vencido el plazo de la ley – la Comisión solicitó a 16 instituciones y 1 persona. Entre ellas, destaca el Monseñor Javier del Río Gonzáles, Arzobispo Metropolitano de Arequipa. Casi todas son “pro-vida”.

Con una "ayudita" de sus amigos
Con una “ayudita” de sus amigos

Y sus plegarias tuvieron eco. Entre el 15 de abril y el 11 de mayo, según el dictamen, llegaron todas las opiniones en contra de la iniciativa legislativa. Eguren quería librarse del roche de proponer el archivo sustentado en dos opiniones que estaban a favor del proyecto.

Un abogado experto en temas congresales nos comentó que Eguren puede ser denunciado constitucionalmente por incumplir la Ley de Participación Ciudadana con el único propósito de justificar su postura personal ¿Y ahora quién podrá salvarlo?

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario