Loading...
Actualidad

Sin polo pues

La ya bastante conocida invasión en Villa maría del triunfo (VMT), en la zona de tablada de Lurín, a los terrenos protegidos por el Ministerio de Cultura, tienen como dato curioso que este lugar llamado “Patrimonio Cultural” (por ser arqueológico) se encuentra adyacente (o sea al costadito nomás) de la fábrica Cementos Lima (UNACEM) -¬¬-.

Foto: Andina
Foto: Andina

Desde la madrugada del día martes el lugar fue escenario de una real batalla,  donde los agentes policiales tuvieron que acudir al uso de gases lacrimógenos, para así intentar expulsar a los invasores. En algún momento esto no bastó, ya que tuvieron que retroceder al verse superados en número.

Alcalde de paz

Carlos Palomino, alcalde de dicha comuna, afirmó que la zona invadida (Tablada de Lurín) es intangible y pidió que no haya hechos más violentos. Declaró además que el terreno es custodiado en coordinación entre su municipio y el Ministerio de Cultura –ufff, se nota!!!-

Ministerio de Kultura

La procuradora Liza Suárez Torres (usando un megáfono) se dirigió a las decenas de invasores con la intención de explicarles que ese terreno no puede ser ocupado por nadie, ni se puede construir por ser intangible.

“Está prohibido el ingreso de las personas a esta zona, considerada arqueológica. De ser así, como ha ocurrido, se estaría cometiendo un ilícito penal que está sancionado por las normales legales. No queremos usarlas, por eso les pedimos que se retiren de manera voluntaria”, enfatizó.

Desalojo a palos

Luego de varias horas de lucha y con la ayuda de la Policía Montada y tras muchas más bombas lacrimógenas lanzadas, se lograron dispersar a algunos invasores haciendo que estos huyeran entre los cerros. Pero no fue tan sencillo, la batalla siguió, ya que mientras se estaba desalojando, la Policía detuvo a varias personas y estas se defendían lanzando piedras contra los agentes. Por momentos los invasores hacían retroceder a los agentes del orden.

Foto: Correo
Foto: Correo

Salvador Iglesias, Jefe de la Región Policial Lima, dijo que la Policía se mantendría resguardando la zona recuperada. También dijo que el operativo dejó siete adultos y tres menores detenidos, además de tres policías con heridas leves.

Reclamos a alcalde

Los dirigentes de la invasión aseguraron que el alcalde de la comuna les dio “facilidades” para la usurpación de esas tierras. El alcalde Carlos palomino no tardó en negar la denuncia y a su vez, negó tener relación con las acciones de ocupación de los terrenos declarados zonas intangibles, con esto exhortó a los pobladores a retirarse del sector invadido.

“La zona de la invasión corresponde a un área de terreno de cerca de 606 mil 843 m2 y está ubicada en la pendiente de Tablada de Lurín, colindante con la empresa Cementos Lima. Es un terreno inscrito en bienes nacionales y es propiedad del Instituto Nacional de Cultura (…) Somos una Municipalidad que no le corre a los problemas, que afronta las dificultades y trata en lo posible de brindar soluciones en base al diálogo, la tolerancia de las ideas y sobre todo, apegados al respeto irrestricto a la ley”, explicó.

Además alertó que en las 7 zonas de VMT se realizan diversos tipos de invasiones en espacios públicos y que su gestión hace esfuerzos para recuperar estos terrenos públicos.

Minions que no caen bien

La Policía recibió una ayuda “extra” para el desalojo de los invasores, lo peculiar es que estos hombres estaban vestidos con un polo naranja -sí, si, los Minions son amarillos ¡pero usen su imaginación! -. Se dice que ellos fueron contratados para apoyar a los efectivos en el violento desalojo. “Violento”, porque estaban provistos de palos y piedras, de esta manera lograron hacer retroceder a varios de los invasores.

villa-maria-triunfo

Al comienzo se pensó que eran policías del Grupo Terna. Sin embargo al consultarles estos no supieron que responder. Lo único que se supo porque uno de ellos logró ser interrogado dijo que fueron enviados por el Comisario de la dependencia policial de José Gálvez. ¿Nueva modalidad de policía encubierta? o matones a sueldo… ¿de quién?

Ojo al Piojo

Muchos vecinos denunciaron que detrás de esta invasión podrían encontrarse traficantes de terrenos, y es que la apropiación de terrenos ajenos es causa común en Lima, al encontrarse en pleno crecimiento demográfico y urbanístico. Ya expertos en el tema han advertido:

Según la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales (SBN) el año pasado se recibieron 164 denuncias por invasión de terrenos en la capital afectando consigo el desarrollo ordenado de la capital. Cincuenta y tres de estas acciones se cometieron en los distritos de Ancón y Santa Rosa, en el norte de Lima, y en los balnearios de Punta Hermosa y el Silencio así como en Lurín.

 

De acuerdo con el Plan Metropolitano de Desarrollo Urbano (PLAM 2035) de la Municipalidad de Lima, tanto Ancón como los distritos de los balnearios del sur son los puntos de expansión para la ciudad y son las zonas hacia donde se proyecta que la ciudad debe crecer en los próximos 20 años.

Por un mejor desarrollo de la ciudad y por la defensa de nuestro patrimonio arqueológico, estemos atentos.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *