Deja las amenazas

Castañeda Lossio ha cambiado su posición desafiante contra el Jurado Nacional de Elecciones y ha tomado una posición más mesurada. Sus simpatizantes y ayayeros contratados no siguen el ejemplo.

Luego de que el Jurado Electoral Especial aceptará la exclusión contra Castañeda de los comicios de octubre por mentir en su hoja de vida, éste denunció un posible fraude a cuestas en el Jurado Nacional de Elecciones y calificó de arbitraria la decisión.

Alan García y Keiko Fujimori, paladines de la democracia y la institucionalidad en el país, mostraron su respaldo al exalcalde.

manonegra
Manos negras las de su época.

Pero no solo eso, en una conferencia de prensa-mitin, Castañeda Lossio aseguró que tiene “el pecho transparente y el corazón limpio” y reveló en exclusiva que sabe lo que es nacer de una mujer, luego convocó a una marcha hacia la sede del JNE para el día de hoy.

nacer de una mujer
Con razón no hablaba antes.

Es así que hoy desde temprano, un buen grupo de gente comenzó a reunirse en el Campo de Marte, todos vestidos de amarillo y dando arengas a “El Mudo”.

Lo curioso es que muchos simpatizantes llegaron en las cúster que han sido retiradas tras la implementación del Corredor Azul. Una especie de anticipo de que Castañeda dejaría retornar el caos vehicular en las avenidas Tacna, Garcilaso y Arequipa.

A la convocatoria también asistieron Patricia Juárez, y el alcalde y excandidato a la reelección de San Juan Lurigancho, Carlos Burgos. La “crema y nata” de Solidaridad Nacional.

Finalmente ante los micros, pero huyendo a la prensa, a Castañeda Lossio se le quitó lo corajudo. Dejó las acusaciones de ayer y aseguró que respetará la decisión del JNE luego de presentar su apelación.

Nuestra presencia aquí es el resguardo de la democracia, de la libertad para que se siga avanzando”.

La marcha llegó hasta la Plaza San Martín, pero nunca fue tan espontánea, pacífica, ni voluntaria como cualquiera pensaría.

Una funcionaria de la Municipalidad de Ate denunció haber sido llevada con engaños y presiones y con fondos públicos. Por atreverse a denunciar esto a la prensa, un grupo de fornidas “castañedistas” comenzó a insultarla y tirarle basura.

Otra víctima de esta marcha “pacífica” fue el abogado que presentó el pedido de exclusión contra Castañeda, Álvaro Peláez; le lanzaron monedas y le gritaban “corrupto”. ¿El “castañedista” juzga por su condición?

¿A cambio de qué tanto fanatismo violento? De un plato de arroz con pollo y una gaseosa. Una práctica que nos devuelve en el tiempo hasta la década del 90.

Ante las patrañas que Castañeda lanzó ayer, el presidente del JNE, Francisco Távara, no se ha quedado callado y rechaza las acusaciones contra su institución.

Quiero dejar en claro que la palabra fraude está proscrita en este JNE, la palabra fraude está desterrada desde la reinstalación del sistema democrático”.

Mientras tanto, la pobre Susana Villarán comienza a desvariar y pide que Castañeda no sea excluido de la contienda electoral, “déjenmelo en la cancha que yo le voy a ganar”. La crisis del Corredor Azul le está nublando la mente.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

15 − 14 =