Loading...
Actualidad

Se lava las manos

Los procesos del caso La Centralita andan a paso de tortuga, los implicados están siendo liberados, y César “La Bestia” Álvarez podría ver su caso archivado, pero las autoridades no tienen mejor idea que “pelotearse” la responsabilidad.

Luego de que una serie de acusaciones señalaran al fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, como culpable de la desidia en el proceso contra el expresidente regional de Áncash, a cargo de Marco Huamán, titular de la Segunda Fiscalía Supraprovincial, ambos salieron a defenderse.

En la conferencia de prensa que dieron hoy, Huamán defendió la forma en que hace su trabajo; a paso lento pero seguro, dice:

El compromiso está con la sociedad para indagar con mayor profesionalismo, respetando los derechos de los investigados y concluir determinadas responsabilidades, a fin de que se les imponga una sanción”.

Por su parte, Ramos señaló que fue su antecesor José Peláez Bardales quien decidió el traslado del caso La Centralita a Lima por su gravedad, y aseguró que él no tuvo nada que ver en la destitución del fiscal Luis Checa Matos, que llevaba la investigación anteriormente.

Además, acusó a Fredy Otárola de inmiscuirse en el caso al apoyar abiertamente a Checa cuando denunció que Ramos Heredia promovió su destitución para sabotear el proceso.

Reitero la preocupación de todos los fiscales en la cual el presidente de un poder del Estado se inmiscuya en la defensa de una persona, que es este fiscal que usted ha señalado”, dijo Ramos Heredia a la prensa.

Fredy Otárola se ha defendido de estas acusaciones a través de su cuenta de Twitter:

En relación a declaraciones del Fiscal de la Nación debo reiterar que respeto la separación de poderes y la autonomía del Ministerio Público. Como Congresista e incluso antes de ser Presidente del Congreso he cumplido con transmitir quejas de sociedad civil de Ancash ante Fiscalía”.

Pero la palabra del fiscal de la nación no convence. Fuentes del Ministerio Publico señalaron a El Comercio que Huamán no tiene ningún mérito como para dejar un caso tan importante en sus manos. Pero ello se hizo por orden de Ramos Heredia, según Gustavo Quiroz, fiscal coordinador supraprovincial que se encargó de traer el expediente a Lima.

Solo nos quedamos con las palabras que nos dijo en marzo pasado, el ex fiscal Javier Estrada, miembro del equipo de Checa Matos

Ramos Heredia nos maltrató a todos nosotros, los hijos de la Fiscalía”.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *