Cálmate, Danny

Daniel Abugattás suele causar risas y hasta aplausos cuando es irónico y directo al referirse a sus opositores políticos, pero esta vez, el irse de boca le está pasando factura.

Luego de pedir que el Perú saque a patadas al embajador de Israel por la intervención armada de su país en Palestina, y llamar “ratas” a los congresistas que dejaron sus bancadas últimamente, el Parlamento decidió hacerle un llamado de atención.

Cuando el congresista comparó a los nacionalistas rebeldes, miembros de Democracia y Dignidad, con las “ratas que abandonan el barco”, estos condicionaron dar el voto de confianza a la premier Ana Jara solo si Abugattás pedía disculpas públicas.

Jara ha dicho que el popular “Lisurattás” hace declaraciones a título personal sin comprometer al oficialismo, y señaló que él ya se comunicó con el vocero de la bancada disidente, Juan Pari, para disculparse.

Por el revuelo causado, la comisión de Ética evaluó hoy si Abugattás debía recibir alguna sanción por afectar la imagen del Congreso, la mayoría de miembros votó en contra y se optó por que sea exhortado a moderar su lenguaje. ¿Se la “dejan pasar” porque este intercambio de calificativos es algo común?

Era un poco exagerado, poner este tipo de condiciones a la aprobación de Jara y su gabinete ministerial, pero el congresista no tenía por qué llamar así a los congresistas que no aceptaron imposiciones desde Palacio de Gobierno. Veremos si se calma.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

3 × 2 =