Contraataque desesperado de Burgos

Muchos nos alegramos por la tacha definitiva a la candidatura del alcalde Carlos Burgos para seguir haciendo y deshaciendo a su gusto en San Juan de Lurigancho. Sin embargo, aún no podemos cantar victoria.

La primera razón para seguir temiéndole a Burgos es que la tacha por mentir en su hoja de vida ha sido solo contra él, no contra toda su lista. Entonces, quien lo reemplazaría sería el candidato a primer regidor y actual teniente alcalde, David Nestares Silva: su socio y posible testaferro.

A inicios del año pasado, la Fiscalía inició una investigación penal por lavado de dinero contra Burgos Horna, su ex asesora Karina Oviedo Alcázar, y Nestares. Se presume que utilizaron sus cargos para enriquecerse y adquirir propiedades a través de empresas que tenían en común.

burgosnestares
Si Nestares gana las elecciones, Burgos sería alcalde de facto. Algo así como Ollanta y Nadine. ¿Qué?, ¿no?

Desde que fue elegido regidor en el 2006, afianzó los ingresos de sus empresas personales y formó otras junto a Burgos. Las fuentes de sus ingresos y gastos no están del todo claras.

Pero Nestares sería apenas el plan B. Carlos Burgos asegura que sigue en carrera política, y hoy presentará un recurso extraordinario a la decisión del Jurado Nacional de Elecciones.

Si el jurado no respeta hay un tema cautelar que tengo que presentar. Yo sigo en carrera, no estén hablando de que ‘Burgos ya fue tachado’, yo sigo en carrera política, esto no se define todavía”, amenazó.

Sin embargo, especialistas indican que el JNE no dará marcha atrás porque es un órgano independiente al Poder Judicial, como se ha demostrado en casos anteriores.

Y por si fuera poco, ha lanzado duros ataques a sus opositores utilizando la muerte de su hijo. Ayer acusó al congresista Yehude Simon de ser autor intelectual del asesinato de Carlos Enrigue Burgos Gonzales, y de influenciar al JNE en la tacha de su candidatura.

Se presentaron dos tachas contra mí por lo mismo, anularon la que presentó un ciudadano común y aprobaron la de Simon”.

El legislador respondió que estas acusaciones “son producto de su desesperación”. Consideró que si Burgos no puede ser candidato, no es porque él lo acusó de lavado de activos, sino por “sus propios errores”.

Él va a tener que demostrar sus acusaciones. Yo haré un juicio por difamación y calumnia. Yo no tengo la culpa de que el hijo del señor Burgos haya tenido muy malas juntas, yo no le puse los amigos, yo no dirigí invasiones de terrenos”.

Finalmente, y ya no sorprende, Burgos sería el responsable de sabotear los avances de Vía Parque Rímac. Hace unos días, acusó a la alcaldesa Susana Villarán de destruir una caseta de serenazgo y causar caos vehicular en la Av. 9 de octubre.

Pero documentos demuestran que en enero y junio se notificó al municipio de SJL que se realizarían las obras viales. La congestión se debió a que el serenazgo impidió el paso de los obreros a la zona, mientras que el puesto de seguridad era una caseta de bombeo recién pintada.

Desde el inicio, la obra ha sido boicoteada por el alcalde de San Juan de Lurigancho… Esto debió hacerse hace mucho tiempo, y si demoraba más esta instalación, la crecida del río Rímac habría hecho imposible cimentar el pilar del otro lado del viaducto número 9”, advirtió Villarán.

Veremos hasta dónde llegan los intentos de Carlos Burgos por seguir en el poder. Quizá solo nos libremos de él cuando pague por los delitos en los que estaría implicado.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

10 + 6 =