Ojo al Piojo - Alan García - Doctor Bamba

Usar un título que no se tiene, puede ser más grave de lo que parece

Actualidad, Investigación

En los últimos días se ha hablado mucho de título de “Doctor” que el ex presidente Alan García ha usado a diestra y siniestra sin ternerlo, al menos formalmente. Se han hecho notas periodísticas, memes y comentarios de todos los calibres; pero todo ha quedado en el ámbito de lo anecdótico.

Sin embargo, la acción del ex mandatario no sería tan leve y le podría acarrear mayores problemas legales de los que se piensa.

Según el artículo 362 del Código Penal aquel que:

“(…) públicamente ostenta insignias o distintivos de una función o cargo que no ejerce o se arroga grado académico, título profesional u honores que no le corresponden, será reprimido con pena no mayor de un año o con prestación de servicio comunitario de diez a veinte jornadas”

Claro, la pena no es muy alta pero ¿se imaginan a García teniendo que barrer una calle o recogiendo basura en una playa? Pero, no es el único delito que habría cometido el expresidente.

El artículo 438 del mismo código señala que incurre en falsedad genérica aquel que;

“(…) comete falsedad simulando, suponiendo, alterando la verdad intencionalmente y con perjuicio de terceros, por palabras, hechos o usurpando nombre, calidad o empleo que no le corresponde (…)”.

La sanción por este delito va de 2 a 4 años de prisión.

Lo más grave es que, como lo demuestran las actas de Consejo de Ministros, García utilizaba el título de “doctor” en las actividades oficiales como presidente de la república.

En este documento oficial, se registra el título de "Doctor" para el entonces Presidente de la República. Imagen: captura de pantalla
En este documento oficial, se registra el título de “Doctor” para el entonces Presidente de la República. Imagen: captura de pantalla

Con ello, el ex mandatario habría incumplido, además, la Ley de Ética de la Función Pública.

García olvidó que el artículo 118 de la Constitución Política lo obliga, en su calidad de presidente, a “cumplir y hacer cumplir la Constitución, los tratados, leyes y demás disposiciones legales”. Con todo, el ex mandatario habría infringido dicho artículo constitucional.

La “criollada” de usar (o dejar que le atribuyan) un título que no tenía podría significarle a García sanciones más duras que la crítica ciudadana que se ve en las redes sociales. 

Redacción Ojo al Piojo

Autor: Redacción Ojo al Piojo

Somos un equipo de periodistas piojosos, que odiamos el Nopucid. ¡Síguenos!

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario