Las perlas de la nueva Ley de Contrataciones

Como parte del paquete Castilla – para supuestamente reactivar la economía – se aprobó una nueva Ley de Contrataciones públicas.

El detalle es que – aunque tiene cosas interesantes – no sólo no pone candados a los actos de corrupción sino que abre aún más las puertas para las irregularidades.

MENOR CUANTÍA…MÁS ALTA

La “menor cuantía” son los procesos que, como implican un monto pequeño, se otorgan a dedo, porque no se tienen que cumplir con los requisitos, procesos y demás disposiciones de la Ley de Contrataciones.

Esta es la modalidad favorita de algunas autoridades para burlar la fiscalización y beneficiar a sus allegados, pagar favores o devolver aportes a campañas electorales. Así lo confesó hace poco el cuestionado alcalde de Vilcambamba:

Esto explica porque, según el Sistema Electrónico de Adquisiciones y Contrataciones del Estado, la Menor Cuantía ha sido la más utilizada. Por ejemplo, el 2014 estas fueron las más usadas modalidades de contratación:

Ojo al Piojo - Contrataciones
¡Ampay Menor Cuantía!

El contraste queda claro ¿no?, mientras que – en lo que va del año – hubo 22, 858 procesos de Menor Cuantía; sólo 1,396 fueron por Licitación Pública. En términos monetarios, quiere decir que S/. 1 407´800,688.00 se entregaron a dedo.

¿El monto parece bajo? Es que hasta unos días, los contratos no podían ser mayores a S/. 11,400.00 cada uno. La anterior Ley de Contrataciones establecía un tope de 3 Unidades Impositivas Tributarias (actualmente en S/. 3,800 y que cada año se cambian).

Bueno, la nueva Ley de Contrataciones considera que es muy poco, y por eso ha decidido que ahora pueden darse a dedo contratos de 8 UIT… es decir, cada contrato podrá ser de hasta S/. 30,400.00

Ahora, alcaldes como Juan Olivera Ricalde – el sincero líder de Vilcambamba – tendrán un presupuesto (por contrato) de aproximadamente S/. 19,000 más para retribuir los favores de sus amigos. Con razón va a la reelección.

Ojo al piojo:

La UIT la establece, cada año, el Ministerio de Economía y Finanzas. Anualmente, la UIT se incrementa, entonces el presupuesto para adjudicar a dedo será mayor con el trascurrir de los años. #TodoEncaja


(Y este caso tan sonado el año pasado, donde las contrataciones de familiares se hacían con la tan utilizada Menor Cuantía, ¡ni tan menor!)

El aumento del tope para la menor cuantía aparece justo en plena campaña electoral, conveniente ¿no?

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

15 − 9 =