chiclayo portada

¿Manos limpias?

Actualidad, Rabo de Paja

El poder es adictivo para los políticos: al alcalde provincial de Chiclayo, Roberto Torres Gonzales, no le bastan dos periodos llenos de irregularidades y quejas, ahora va por la re-reelección.

Aunque llegó a la alcaldía con el movimiento “Manos Limpias”, Beto Torres tiene más de 250 denuncias entre malversación de fondos, peculado de uso, soborno, colusión y abuso de autoridad. Y de todas se ha salvado.

En su defensa, dice que las acusaciones tienen “tintes políticos”, la clásica, y que no le preocupan. Veamos algunas.

chiclayo torres

– En mayo, la Fiscalía inició una investigación a Torres por supuestos delitos contra la salud pública y omisión de funciones por el retraso de obras de saneamiento cerca al hospital Almanzor Aguinaga. Según la denuncia, los pacientes sufren el hedor de aguas servidas, y quienes llegan en muletas o sillas de ruedas no pueden transitar por las pistas rotas.

– Los pobladores también se han quejado de las pistas destruidas, y los trabajos de saneamiento y pavimentación inconclusos a pesar de iniciarse hace dos años, generando pérdidas económicas. Ello también ha significado que los servicios de bomberos y limpieza dejen de atender.

– Tan solo hace unas semanas, miembros Colegio de Ingenieros recorrieron la ciudad para constatar la deficiencia en las obras de asfaltado y pavimentación. Defendiéndose, el gerente de Infraestructura, Carlos Mendoza Oliden, dijo que la muestra de 200 metros que recogieron los especialistas es insignificante para los 35 mil metros cuadrados pavimentados.

“Súbete la falda que mi mirada se va a tus piernas”, le habría dicho este “machazo” a una mujer le reclamaba por la basura acumulada en su calle. Otras también denuncian haber recibido insultos como “ratas de desagüe” y “mujercitas de esquina” por parte del galante alcalde cuando le reclamaron por el incumplimiento de sus obras.

– A Torres se le acusó de usar camionetas del Servicio de Administración Tributaria de Chiclayo para que pareja Katiuska del Castillo, 30 años menor que él, realice una mudanza en julio de 2013. Los fiscales pidieron tres años de prisión.

– En un caso similar, la Fiscalía presentó otra denuncia contra Torres por el delito de peculado de uso, por la utilización de una camioneta de la Municipalidad Provincial para trasladar a las hijas del alcalde a un club privado. Esto le costó la restitución temporal del cargo.

– Katiuska del Castillo no se queda atrás, también se le investiga por enriquecimiento ilícito y peculado de uso. De no tener mucho, en menos de un año y medio compró un lujoso departamento y un auto Chevrolet, los cuales adquirió a precios más que cómodos a funcionarios municipales allegados a Torres.

delcastillo
Esta “cenicienta norteña” se ha convertido casi en vocera política del alcalde provincial.

 – Además de eso, varios familiares de Katiuska han pasado de tener modestos trabajos a laborar en dependencias de la alcaldía provincial. Por ejemplo, su madre fue gerente de Turismo de la Municipalidad varios años a pesar de no tener estudios académicos.

Y no decimos más, porque a “Betito” Torres le gusta tildar de ociosos a los periodistas que hablan de sus denuncias. No vaya a ser que se la agarre con nosotros, como hizo el congresista Carlos Tubino.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario