Buscando soluciones

Desde que la alcaldesa Susana Villarán propuso implementar buses exclusivos, se han dado opiniones a favor y en contra y nuevas ideas para evitar que mujeres y niñas sean víctimas de acoso sexual dentro del Metropolitano.

1. Separatistas
Luego de la propuesta dada por Villarán, Ítalo Fernández, gerente general de Protransporte, dijo:

Podríamos lanzar un piloto para ver cómo funciona y si se puede implementar después de manera permanente, en buena hora“.

Sin embargo, la ministra de la Mujer, Carmen Omonte, ha rechazado esta opción:

Tenemos que demostrar que somos capaces de convivir en respeto, la calle también es nuestro espacio, probablemente las mujeres no nos sintamos seguras, pero ahora con el apoyo de la autoridad lo haremos“.

2. Juntos pero no revueltos
Otra iniciativa que evalúa Protransporte es separar los géneros en un mismo bus, estableciendo distintas colas antes de abordar; de esta forma no se obstruiría el flujo de los usuarios en las estaciones.

Esta o la anterior alternativa se ejecutará como plan piloto en las próximas semanas y durante las “horas punta”.

3. Enfermos no gratos
Ítalo Fernández también dijo hace unos días que nada impide colocar las fotos de los acosadores señalándolos como “personas no gratas” en las estaciones y espacios del Metropolitano.

reggaeton
¡Cuidado con la hora punta! Imagen: Campaña “Usa la razón, que la música no degrade tu condición”

4. Radicales
La ministra de Trabajo, Ana Jara, es un poquito más práctica y recomendó que las mujeres se defiendan de los acosadores con “tijeras, clavos y agujas”. Aunque fue criticada por ello, ha insistido en su posición.

Casi suscribiéndose a lo dicho por Jara, el ministro del Interior, Walter Albán, ha sido también enfático:

Las mujeres tienen que hacerse respetar y defenderse con lo que tengan a la mano cuando sufran un ataque”.

¡Ojo al piojo! Todas las propuestas son bienvenidas y deben ser puestas a evaluación para combatir este problema, menos la última: si respondes con más violencia puede ser peor.

Lástima que a nadie se le ocurrió que una buena idea sería formar a las nuevas generaciones con más respeto y valorando a las mujeres por lo que son y no como un objeto. Bueno, no pidamos mucho, ¿no?

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

10 − 5 =