Loading...
Actualidad

Cinco “perlitas” de nuestro nuevo fiscal supremo

“Cuando alguien comete un delito, es la Fiscalía quien acusa o puede archivar el caso, entonces a ciertos grupos políticos les conviene tener a alguien dentro de este organismo del Estado”, Daniel Abugattás, respecto a magistrados cercanos al APRA.

Mateo Castañeda, el cuestionado abogado – vinculado por el oficialismo al partido aprista – se encuentra en el ojo de la tormenta desde su reciente designación como fiscal supremo, lo cual generó toda una crisis institucional que involucra al Tribunal Constitucional, al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y al Congreso de la República.

A continuación, alguna de sus “perlitas” que pueden aclarar nuestro panorama:

Ojo al Piojo - Quién es Mateo Castañeda

1) Fue fiscal superior y tuvo a su cargo el caso BTR. Durante su investigación se perdieron los USB que registraban los “petroaudios”. Tiempo después, el informe preliminar de la Megacomisión, recomendó acusarlo junto con el expresidente Alan García, Jorge del Castillo y la fiscal Gladys Echaíz como presuntos coautores del delito de asociación ilícita para delinquir por el caso de la interceptación ilegal de comunicaciones de la empresa Bussines Track.

2) Sustentó el hábeas corpus del exalcalde de Lima, Luis Castañeda, para que no sea procesado por el caso Comunicore. Sin embargo, insiste en que su relación con Castañeda “es de abogado a cliente. Nada más”.

3) Fue abogado de la congresista fujimorista, María López, procesada por lavado de activos y enriquecimiento ilícito al habérsele encontrado un desbalance patrimonial de más 2 millones de dólares.

4) El 2011 como fiscal superior, tuvo a su cargo el caso Puna sobre una gran mafia de drogas que conectaba el VRAEM con Bolivia. Increíblemente, y a pesar de las pruebas solicitó el archivamiento del caso.

5) En 1989 fue denunciado por homicidio culposo tras una riña en el Colegio de Abogados de Lima, donde falleció un fiscal a consecuencia del disparo, según reveló el congresista Daniel Abugattás.

¡Ojo al piojo! ¿Valió la pena meterse en tremendo lío de poderes por un personaje tan cuestionado?

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *