Tambores de guerra

Los ucranianos están en boca del mundo. Ocupan las portadas de los periódicos y los noticieros de televisión. Pero, ¿qué es lo que sucede? Ellos protestan contra su presidente y contra los rusos. ¿Por qué? Acá te lo explicamos todo:

– Actualmente, Crimea – república autónoma de Ucrania – es el epicentro de un posible conflicto entre Rusia y el Gobierno de Ucrania tras la caída de Víktor Yanukóvich (proruso). En nuestro post anterior te contamos que los ucranianos vieron la intervención de Rusia y por eso salieron a las calles, protestaron en las plazas, derribaron las estatuas de Lenin y forzaron la huida del mencionado presidente, Viktor Yanukovich.

– Tras la caída de Yanukovich, el presidente ruso Putin obtuvo autorización del Senado para el empleo de sus tropas en Crimea, con el objetivo de defender a los ciudadanos rusos en ese territorio (los ucranianos étnicos componen el 24% de la población de Crimea, en comparación con el 58% de rusos y 12% de tártaros).

En Crimea se encuentra Sebastopol, la ciudad más importante de esta república donde Rusia tiene la base de su flota, uno de los puertos claves del Mar Negro. Se trata de una ruta de intercambios comerciales globales y ductos que transportan petróleo y gas de Oriente a Occidente.

– Por razones geoestratégicas, Rusia no está dispuesta a perder la base de Sebastopol.

– Sin embargo, la relación entre Crimea y Rusia no obedece a mapas o fronteras demarcadas sino a factores como vínculos étnicos, tradición, lenguaje e historias del pasado.

– El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió a Rusia que no emprenda acciones militares y dijo que el diálogo debe ser la única herramienta para poner fin a la crisis.

– El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que si Rusia emprendía acciones militares, entonces tendrían que enfrentarse a un “gran aislamiento político y económico” y que Estados Unidos “suspenderá su próxima participación en las reuniones preparatorias para la cumbre del G-8 en Sochi”.

– Al respecto, China amenazó a los EEUU con exigir el pago de sus obligaciones de deuda en oro si mantiene la misma actitud beligerante contra Rusia y el papel que la misma está desarrollando en Ucrania.

¡Ojo al piojo!
El conflicto que involucra a Rusia, Ucrania y las potencias de Occidente representa tensión e incertidumbre para Europa puesto que desencadenaría en problemas económicos para la región.

Por ejemplo, debemos de recordar que aproximadamente una cuarta parte del gas que consume la Unión Europea procede de Rusia. Por ello, por un lado, podría haber problemas si Rusia corta el suministro de gas ante las presiones internacionales y sanciones como la expulsión del G-8.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

15 + eighteen =