Todos quieren quedar bien

Luego de la crisis desatada por la misma primera dama, las repercusiones no se han hecho esperar, las hay desde defensas cerradas hasta una potente demolición de la credibilidad e integridad del expremier César Villanueva.

Quizá la más virulenta defensa de la primera dama ha sido la de su principal escudera, la hoy promovida a la cartera de Trabajo, Ana Jara.

Por otro lado, el otro promovido desde su modesto despacho (¿?) de Vivienda al premierato fue aún más elocuente:

“Ese es un tema absolutamente natural, el presidente de un partido por supuesto que tiene la vocería política y por supuesto que no solo tiene el derecho sino la obligación de opinar, al interior de este y todos los gobiernos

Y el que se pasó, el ya no ya, de la defensa acérrima, fue el congresista Rubén Coa:

“(Ella es) protagonista y lideresa política de primer orden. (…) Entonces cuando apreciamos versiones y puntos de vista que pretenden descalificarla con argumentos que lindan con sesgos de orden machista arraigado, etc, que es lo que se pretende; que una jefa política por el solo hecho de ser esposa de un presidente no se involucre en su gestión, eso es un poco de cierta hipocresía de carácter político

Bueno habría que recordarles a estos ilustres políticos que hay algo que se debería respetar ante todo: la institucionalidad, un concepto que la primera dama está desconociendo campantemente en los últimos días.

¡Ojo al Piojo!

Adivinen quien tiene la voz discordante, y al parecer no durará mucho en el cargo (para el beneplácito de su grupo político).

¡Uy! Foto: Diario Correo
¡Uy!
Foto: Diario Correo

“Creo en esta posibilidad, no solamente en el caso de las funciones de la primera dama, en todos los ministerios, en mi gestión también. La Contraloría va a tener que intervenir y ojalá que así sea, y todos vamos a tener que acoger las recomendaciones”, dijo a RPPTV.

En julio de 2013, la Contraloría reveló que las actividades y viajes de Heredia le costaron, entre agosto del 2011 y marzo del 2013, más de S/.3 millones al Estado, pese a que la esposa del presidente Ollanta Humala no tiene rango de funcionaria pública.

Ahora pues.

Willie Vásquez

Autor: Willie Vásquez (el paki)

No tengo amigos, tengo fuentes... de texto

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

16 − twelve =