¿Nueva estrategia?

Al parecer, “el preso más caro del Perú”, según el propio José Luis Pérez Guadalupe, director del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), continuará recluido en el penal Barbadillo dentro de la DIROES en Ate, debido a que el Poder Judicial declaró improcedente su pedido de afrontar el proceso en calidad de “reo libre” en el juicio por los “diarios chicha”.

Como se recuerda, el sentenciado Alberto Fujimori, afronta este proceso por el desvío de 122 millones de nuevos soles de las Fuerzas Armadas al Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) para adquirir una red de periódicos sensacionalistas utilizados para difamar a los opositores de su pasado gobierno.

Los diarios chicha sí existieron, sí atacaron solo a los opositores del gobierno de Fujimori. Imagen: Caretas
Los diarios chicha sí existieron, sí atacaron solo a los opositores del gobierno de Fujimori.
Imagen: Caretas

El tribunal, que preside la jueza Aissa Mendoza, dijo ayer que el plazo de arresto de Fujimori por este caso se cuenta a partir del último 25 de abril, cuando el exjefe de Estado fue notificado. Por ello, indicó que todavía no ha expirado el plazo de detención. Sin embargo, la defensa presentó un recurso de nulidad a la decisión de la sala.

El año pasado, como argumento para conseguir un indulto que luego no le fue concedido, se habló de un cáncer de la lengua. Ahora, el abogado de Fujimori, William Paco Castillo Dávila, asegura que padece una cardiopatía y depresión severa, incluso advirtió que su estado empeora cada día más porque está incomunicado, tras la sanción que le impusieron por hacer llamadas sin permiso cortándole la línea al teléfono público del penal de la Diroes.

“Eso constituye delito de tortura. Se está torturando a un prisionero”, reclamó Castillo Dávila, abogado que fue destituido como vocal superior de la Corte por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) por un supuesto caso de corrupción. Sin embargo, él se considera tan o más inocente que su cliente. Así como a Óscar López Meneses a quien absolvió en 1999 cuando era juez.

Reproduccion de Fujimori pintando en su celda publicado en la Revista COSAS.
Reproduccion de Fujimori pintando en su celda publicado en la Revista COSAS.

Entre tanto, los 800 metros cuadrados de la celda de Fujimori que incluye una cocina equipada, un dormitorio con cama clínica, un taller de pintura y escultura, una sala de visitas, un comedor, un tópico médico, un jardín y huerto continuarán siendo un martirio para el expresidente que tendrá que afrontar este 9 de enero del 2014, a las 9 de la mañana el desenlace de este caso en una nueva audiencia.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

5 × 4 =