Las primeras damas

Por su obvia cercanía al jefe de estado, las primeras damas no se escapan a la fiscalización y crítica pública. Frecuentemente se da por hecho que solo se trata de machismo y temor hacia el papel cada vez más protagónico de las mujeres en la vida política del país. No obstante, lo que realmente se teme es que alguien tome o influya en las decisiones de estado tras bambalinas y sin rendir cuentas.

A Ollanta Humala no le gustaron para nada los comentarios de Pilar Nores sobre la política social de su gobierno. Y en su respuesta -calificada de “grosera” por el ahora caballeresco Alan García– cuestionó el trabajo de la ex primera dama en el gobierno anterior:

“Yo no estoy de acuerdo en que una primera dama trabaje a través de su ONG, cuando está de primera dama, algunos programas sociales, porque no me parece que debemos mezclar lo privado con lo público. Si uno tiene un cargo honorífico, no puede meter su ONG y trabajar en convenios con el Estado, porque eso no es ético.”

La ONG a la que se refiere Ollanta es el Instituto Trabajo y Familia (ITYF), fundada por Pilar Nores en el 2002. Institución que desarrolló y ejecutó en nuestro país el programa social Sembrando.

Para Ollanta, el trabajo de Nores en Sembrando -cuando aún era primera dama-  significó una falta ética. No por realizar labor social; pero sí por el conflicto de intereses que supone mezclar lo privado con lo público.

Primeras damas y su labor social

Aunque en su momento llegó a existir un “despacho de la primera dama” (creado durante el gobierno de Alejandro Toledo y luego disuelto con Alan García), este puesto es más bien protocolar y sin atribuciones oficiales (no es exclusivo de la esposa del presidente y en un par de ocasiones ha sido asumido por otro tipo de familiar: hija o hermana). Lo cual, sin embargo, no ha sido impedimento alguno para que nuestras primeras damas lleven a cabo labores sociales en todo el país.

Este es un breve repaso a la labor social de nuestras tres últimas primeras damas (y sobre todo las críticas que recibieron).

Eliane Karp y CONAPA

CONAPA nace con la intención de fomentar el desarrollo de los pueblos en extrema pobreza (indígenas, amazónicos y afroperuanos) y a su vez fomentar el diálogo como medida preventiva ante los conflictos sociales.

En el 2003, a solo dos años de su creación, Karp renuncia a su cargo de presidenta ad honorem de esta institución gubernamental ante las críticas de los mismo pueblos que ella pretendía representar y los indicios de conflictos de intereses.

Karp renuncia a CONAPA:

“La señora Karp se retiró de la CONAPA luego de que la presidenta de la Comisión de la Mujer, Rosa León, anunciara que la iba a citar al Congreso por el contrato que ha suscrito con la Corporación Andina de Fomento (CAF), por el cual le pagan 6 mil dólares mensuales durante seis meses para efectuar una investigación sobre asuntos indígenas.“

A su vez, aparecieron denuncias por la autorización de consultorías sin concurso público.

Pilar Nores y el Instituto Trabajo y Familia (ITYF)

Durante su estancia en el Palacio de Gobierno se cierra el Despacho de la Primera Dama (creado por Toledo en el gobierno anterior). Las acusaciones sobre su labor las vimos al inicio de este artículo. Tal cual lo visto con la señora Karp, también se presume un conflicto de intereses. Recordemos que  ITYF es una ONG financiada con capitales privados (entre ellos la fundación del multimillonario Bill Gates y su esposa).

Nadine Heredia 2016

Nadine es a quien más se le ha reprochado el nivel de injerencia que tiene en las decisiones del gobierno. Las razones no son pocas, su protagonismo en la vida política de este país es indiscutible. Además del trato que le dan los ministros e incluso las FF.AA, se le critica el hacer campaña (para una supuesta candidatura en el 2016) con los programas sociales del gobierno de su esposo.

Redacción Ojo al Piojo

Autor: Redacción Ojo al Piojo

Somos un equipo de periodistas piojosos, que odiamos el Nopucid. ¡Síguenos!

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

17 − thirteen =