En junio no empezó la aceleración de la producción nacional

Economía

Ojo al Piojo - Economía peruana

El Instituto Nacional de Estadística e Informática ha publicado en su web cifras adelantadas acerca del comportamiento de la economía en junio. De lo que se observa a primera vista se puede augurar que ese mes no hubo una aceleración de la economía, sino que es muy probable que el enfriamiento se haya acentuado.

En los últimos años, la economía peruana ha tenido dos grandes motores que explican que siga creciendo: la construcción y el consumo interno. En junio, ambos se han mantenido en niveles similares a los de mayo o más bajos.

En el caso de la construcción, su principal indicador, la venta de cemento, creció solo 5,66% (en mayo lo hizo en 12,37% y en abril en 24,47%). Si bien la inversión en infraestructura realizada por el Estado aumentó 20,5% no llega al 66,2% que permitió que la economía se recuperara en abril. La entrega de créditos hipotecarios, indicador de venta de inmuebles, aumentó ligeramente pasando de un crecimiento de 23% promedio en el año a 24,66% en junio.

Por el lado de los sectores ligados al consumo tampoco hay muy buenas cifras en junio. La recaudación por IGV que se aplica a lo vendido en el mes, por ejemplo, aumentó 11,2% (contra 16,55% en mayo) y el ISC solo lo hizo en 1,67%. De otro lado, las importaciones disminuyeron 1% y la de bienes de consumo aumentaron, pero solo 1,65%. El indicador de consumo (venta de automóviles) lució debilitado con un crecimiento de 8,33% contra tasas de más de 12% en todos los meses previos.

Otro indicador negativo es que la importación de maquinaria y de materias primas para las empresas peruanas también lucieron débiles con un ligero aumento de 1,2% en el primer caso, y una caída de 3,89% en el caso de los insumos.

El único gran número que falta conocer es el desempeño industrial. Aunque la venta de electricidad (impulsada por la industria y el sector comercio) aumentó 6,66%, por encima de mayo, las débiles cifras de importaciones y consumo no permiten esperar de este sector un comportamiento extraordinario que haya ayudado a que el Producto Bruto Interno haya escapado en junio de seguir creciendo a tasas de 5% o menos.

Los únicos sectores que tuvieron buen comportamiento fueron la Minería con un crecimiento de 5,97%, el más alto del año, y Pesca que después de varios meses de caída se recuperó y subió 2,17%. El sector agropecuario, en tanto, cayó por primera vez en el año, un 0,68%.

Si bien en junio no ha empezado la aceleración de la producción nacional, es de esperarse que las últimas concesiones sí logren sacar a la economía de su alertagamiento en los próximos meses.

No te quedes callado ¡Comenta!

Agregue un comentario